Enlaces para accesibilidad

EE.UU. exige inmediato retorno de exmarine detenido en Rusia por supuesto espionaje


El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo que el gobierno de EE.UU. espera explicación de Rusia sobre el arresto del exmarine Paul Whelan, quien aparece en esta foto.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo el miércoles que el gobierno de Estados Unidos está exigiendo el regreso inmediato de un estadounidense detenido por Rusia y acusado de supuestos cargos de espionaje.

Pompeo, que está de viaje por Brasil y Colombia, dijo a reporteros que Estados Unidos quiere también una explicación sobre por qué fue arrestado este estadounidense que es un soldado retirado de la infantería de marina estadounidense.

Lea: Rusia detiene a estadounidense en Moscú por supuesto espionaje.

Además, el secretario de Estado comentó que espera que el gobierno de Estados Unidos pueda obtener acceso consular para asistir a Paul Whelan en las próximas horas tras su arresto en Moscú.

"Con respecto al señor Whelan que está detenido, tenemos esperanzas de que en las próximas horas obtendremos acceso consular para verlo y tener la oportunidad de saber más", dijo Pompeo en una rueda de prensa antes de concluir el miércoles la visita a Brasilia.

"Hemos dejado claro a los rusos nuestras expectativas de conocer más sobre los cargos y llegar a entender de qué se le ha acusado. Y si la detención no es apropiada, exigiremos su regreso inmediato", agregó.

Whelan fue detenido por el servicio ruso de seguridad nacional (FSB) el pasado 28 de diciembre, indicó el organismo en un comunicado que informó acerca de que se había abierto un caso criminal en su contra. Detalles sobre la naturaleza del supuesto espionaje no fueron revelados.

En Rusia, los cargos por espionaje acarrean una pena de cárcel de hasta 20 años.

Las relaciones entre Rusia y Estados Unidos empeoraron desde que Moscú se anexionó la ucraniana península de Crimea en 2014.

Desde entonces, Washington ha impuesto, junto a otros gobiernos occidentales, un amplio rango de sanciones contra funcionarios, compañías y bancos rusos.

Lea: Putin niega que supuesta espía Butina trabajara para su gobierno.

El caso de Whelan sigue al de la ciudadana rusa Maria Butina, quien se declaró culpable el pasado 13 de diciembre de un cargo de conspiración para intentar infiltrarse en grupos políticos conservadores en Estados Unidos. Butina alcanzó un acuerdo con los fiscales federales.

Putin, en cambio, negó que Butina estuviese trabajando al servicio de Rusia.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG