Enlaces para accesibilidad

EE.UU. advierte de posibles nuevos ataques en Sri Lanka


Policías de Sri Lanka realizan un chequeo de seguridad a un camión en una calle de Colombo, el jueves 25 de abril de 2019.

La Embajada de Estados Unidos en Colombo aconsejó a las personas que eviten los lugares de culto en Sri Lanka durante el próximo fin de semana, citando informes de Sri Lanka que pueden ocurrir ataques adicionales.

"Continúen vigilantes y eviten las grandes multitudes", dijo el jueves la embajada en su cuenta oficial de Twitter.

"Alerta de seguridad: grupos terroristas continúan conspirando ataques en #SriLanka. Por favor lea: https://lk.usembassy.gov/security-alert-u-s-embassy-colombo-sri-lanka-042519d/ ...", dice el más reciente mensaje de la Embajada estadounidense, que advierte que "los ataques pueden ocurrir con muy poco tiempo o ninguna de advertencia, lugares turísticos, centros de transporte, mercados, centros comerciales, instalaciones del gobierno, hoteles, clubes, restaurantes, templos, parques, eventos deportivos o culturales, escuelas, aeropuertos, hospitales y otras áreas públicas".

Un mensaje anterior pide evitar los lugares mencionados y sitios públicos desde el viernes 26 de abril hasta el domingo 28 de abril.

La advertencia llega días después de un devastador ataque a fieles cristianos el Domingo de Pascua, cuando elementos suicidas con bombas mataron a más de 250 personas. Los funcionarios habían establecido anteriormente el número de muertos en más de 350, pero revisaron el número el jueves y dijeron que algunos de los cuerpos podrían haber sido contados dos veces.

El secretario de Defensa de Sri Lanka, Hemasriri Fernando, renunció el jueves después de los atentados, respondiendo al llamado del presidente de Sri Lanka por su renuncia.

El presidente Maithripala Sirisena había pedido a Fernando, así como al jefe de la policía, Pujith Jayasundara, que renuncien después de que prometió en un discurso televisado tomar medidas severas contra los funcionarios que no compartieron con él las alertas de inteligencia que llegaron desde la India días antes de los atentados contra iglesias y hoteles de lujo.

Mientras el gobierno enfrenta un torrente de indignación pública por no prestar atención a las advertencias, los altos funcionarios admiten que ha sido un "gran fallo".

Fernando dijo que no había habido ningún fallo de su parte, pero renunció para asumir la responsabilidad por los fallos de algunas instituciones que dirigió, informó Reuters.

Informes de prensa dicen que las agencias de inteligencia de la India enviaron varias advertencias a Sri Lanka, y que las agencias de seguridad de la India habían recopilado detalles sobre el grupo militante islámico National Thowfeek Jamaath (NTJ), que se sospecha realizó los ataques.

El gobierno también enfrenta un escrutinio sobre si la amarga disputa política entre Sirisena y el primer ministro Ranil Wickremesinghe contribuyó al fracaso en actuar sobre las advertencias de los ataques. Wickremesinghe dijo que había habido una "falla en la comunicación".

El Estado Islámico se responsabilizó de los bombardeos.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG