Enlaces para accesibilidad

Rafael Correa califica de traidor y corrupto a Lenín Moreno


El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, muestra unos documentos en entrevista con Reuters el 11 de abril de 2019. Reuters/Eric Vidal.

Tras las acusaciones del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, de que el expresidente Rafael Correa está tras los disturbios que se suceden en el país, este ha respondido, acusando a Moreno y su administración de “golpista” y de traicionar “a la revolución”.

En una entrevista para el diario español El Mundo, este jueves, Correa, que ha sido invitado al país ibérico respondió a las declaraciones de su antecesor en el poder: “Los golpistas son ellos que han roto el orden constitucional todo lo que les ha dado la gana”.

Rafael Correa gobernó Ecuador por algo más de una década desde 2007 a 2017, hoy dio otra vuelta de tuerca a sus declaraciones hacia Moreno, quien fuera su pupilo en asuntos políticos: “Traicionó a la revolución, a la democracia, nos volvió al pasado”.

El 3 de octubre Moreno anunció un paquete de medidas que incluye el alza del precio de la gasolina y el petróleo, dejando así una práctica de 47 años de subvencionar los combustibles de parte del estado.

Las medidas aprobadas en el Decreto 833 han traído el encarecimiento de los precios del transporte e incluso el desabastecimiento de los mercados.

Ante la pregunta por las acusaciones de que junto al presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro Moro, estaría azuzando las protestas, Correa fue claro y aceptó su colaboración con Caracas.

“Trabajo en Russia Today, es público y notorio que estuve en Venezuela. Hay fotos, vídeos, salió la entrevista que le hice hace un mes a Maduro. Me quedé como una semana porque falló una reunión. Hacemos consultoría para el Gobierno de Venezuela, expuse mis propuestas”, reconoció.

En una reciente entrevista con la agencia Reuters, el exmandatario dijo que no habla directamente con los activistas en Ecuador, pero sí los sigue por las redes sociales.

“Mi rol es estar con mi pueblo y decirle que tenemos que defender nuestros derechos constitucionales. En paz, rechazando todo vandalismo. Mi rol es estar con mi gente”, dijo.

Contra EE.UU

Las declaraciones de Correa ante las protestas y enfrentamientos entre indígenas y grupos de la sociedad civil con las autoridades, han sido respondidas con el epíteto de “oportunista”, refiere El Mundo, pero el hoy consultor político responde: “Nos enfrentamos cuando él [Moreno] tenía un 80% de popularidad, no cuando tenía un 14% o ahora que debe de tener un 4%”.

El Departamento de Estado de Estados Unidos rechazó el miércoles la violencia ocurrida en las calles de Ecuador: "Estados Unidos está monitoreando cuidadosamente los recientes acontecimientos en Ecuador", dice un comunicado emitido el miércoles, pero Correa ha acusado al país del norte de manipular la situación.

“Si derogaran las medidas, EE.UU. puede agarrar por las orejas al FMI y decirle que sean suaves porque se cae su títere”, señaló.

Correa no pude volver a presentarse como candidato presidencial, un racimo de 29 causas judiciales lo señalan como el autor de actos de corrupción. Este jueves, en cambio ha dicho que es una medida inconstitucional y aceptó que el camino a la vicepresidencia es viable para él.

“A mí me inhabilitaron con una ley retroactiva e inconstitucional. Si cambia la situación política cambiará también esa situación porque es totalmente inconstitucional”, y agregó: “Si puedo, me presento. No puedo hacerlo para presidente, pero de vicepresidente para abajo sí y saben que les ganamos”.

El exmandatario ecuatoriano, que actualmente reside en Bélgica con su familia, atacó duramente a la Conferencia Episcopal de su país y desacreditó la posible labor del Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) como mediadores en la crisis actual.

“El brazo derecho de Moreno fue funcionario 20 años del PNUD que se ha prestado ya en el pasado. Otra cosa es la ONU internacional. La Conferencia Episcopal no me da ninguna confianza, es muy conservadora y siempre han defendido a los ricos”, espetó.

Por otro lado, Correa se deshizo de toda responsabilidad con el tutelaje a Moreno, y lo acusa de corrupto.

“Es el más grande farsante de nuestra era. Habla de lealtad y no se sonroja. Sabemos el número de su cuenta off-shore en Panamá. Pregunte a la fiscal ecuatoriana por qué no se abre esa cuenta. La compañía es por el nombre de sus hijas. Y aún habla de anticorrupción. Es incoherente, inconsistente”, concluyó.

[Con entrevista del diario El Mundo e información de la VOA)

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG