Enlaces para accesibilidad

Trump: EE.UU. y China pueden hallar una solución para Corea del Norte

  • Voz de América - Redacción

El presidente Donald Trump también reconoció los méritos comerciales de China.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el jueves en China que cree que se puede hallar una solución al problema nuclear de Corea del Norte, pese a las diferencias entre las dos potencias no solo en el tema norcoreano sino también en el comercial.

Tras un largo y franco encuentro con el líder chino, Xi Jinping, Trump se mostró conciliador, dando las gracias a China por sus esfuerzos y diciendo que se había sentido alentado por sus conversaciones.

“China puede resolver este problema con facilidad. Y rapidez. Y yo pido a China y a su gran presidente que ojalá trabajen muy duro en ello”, dijo Trump. “Si trabaja duro en ello, ocurrirá. No lo dudo”.

Sobre el comercio Trump criticó la "muy desigual e injusta" relación entre las dos naciones, así como las barreras de mercado, transferencias forzosas de tecnología y el robo de propiedad intelectual, pero no llegó a culpar a China por tomar ventaja en ese desequilibrio.

“No culpo a China”, remarcó Trump. “Después de todo, ¿quién puede culpar a un país por aprovecharse de otro país para beneficio de sus ciudadanos?”.

Ante los aplausos, dijo: “Reconozco mucho mérito a China”.

Fue un tono optimista que Trump mantuvo todo el día. Antes había dicho que esperaba con interés “muchos años de éxito y amistad trabajando juntos para resolver no solo nuestros problemas, sino problemas del mundo, y problemas de gran peligro y seguridad”.

“Creo que podemos resolver casi todos, y probablemente todos ellos”, añadió.

Alfombra roja y comercio

Antes de la reunión, China desplegó la alfombra roja para Trump, ofreciéndole una elaborada ceremonia de bienvenida ante el Gran Salón del Pueblo frente a la Plaza de Tiananmen antes de que ambos iniciaran sus conversaciones privadas.

En una muestra de la importancia que China dio a la primera visita oficial de Trump, la ceremonia de bienvenida fue transmitida en vivo por la televisión estatal, algo sin precedentes para la visita de un líder extranjero.

Tras el encuentro entre ambos líderes, el secretario de Estado, Rex Tillerson, quien se encuentra en la capital china junto al presidente Trump, dijo que “no hay desacuerdo sobre Corea del Norte” entre Estados Unidos y China.

Tillerson dijo que ambos sostuvieron un intercambio franco de ideas y posturas sobre los derechos humanos y las disputas marítimas en el Mar de la China Meridional.

Firma de acuerdos

El día incluyó anuncios sobre acuerdos entre compañías valorados en más de 250.000 millones de dólares, relacionados con gas natural líquido, piezas de automóvil y motores de avión fabricados en Estados Unidos.

Muchos de los contratos firmados el jueves parecían referirse a compras que fabricantes chinos de celulares, aerolíneas y otros clientes habrían hecho de todos modos, aunque su firma se programó durante la visita de Trump.

Xi dijo que tuvo un profundo intercambio de opiniones con Trump y alcanzó un consenso sobre varios temas de interés mutuo.

"China no cerrará sus puertas" y las abrirá "aun más", prometió Xi. “Para China, la cooperación es la única opción real, sólo una relación beneficiosa para ambos puede llevar a un futuro aún mejor”, sostuvo.

Xi dijo que China y Estados Unidos fortalecieron el diálogo de alto nivel en todos los frentes durante el último año y redoblaron la coordinación en grandes temas internacionales como la Península de Corea y Afganistán.

“Las relaciones entre China y Estados Unidos están ahora en un nuevo punto de partida histórico”, afirmó Xi.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG