Enlaces para accesibilidad

Retomarán diálogo para resolver cierre de gobierno este domingo


El grupo que representa al gobierno del presidente Donald Trump se volverá a reunir con los legisladores el domingo por la tarde.

Las conversaciones entre el grupo designado por el presidente Donald Trump y legisladores demócratas realizadas el sábado en la Casa Blanca para tratar de poner fin al cierre parcial del gobierno culminó sin novedad tras dos horas de reuniones.

A través de una declaración del asesor del vicepresidente, Mike Pence, se confirmó que las negociaciones para tratar de poner fin al cierre parcial del gobierno que ya va por 15 días, finalizaron por hoy y fueron "productivas", pero que continuarán el domingo por la tarde.

Se informó que la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, pudo brindar una completa información sobre la crisis en la frontera sur a los legisladores. Durante las conversaciones, el vicepresidente Mike Pence reiteró la posición del presidente Donald Trump de que "necesitamos fondos para el muro fronterizo".

Por su parte, los demócratas solicitaron más detalles por escrito sobre las necesidades financieras del Departamento de Seguridad Nacional a lo que el gobierno se comprometió en entregarlos esta noche o mañana domingo.

El presidente Donald Trump utilizó su cuenta de Twitter para indicar que su equipo le había informado sobre los resultados de la reunión y aseguró que "No se ha avanzado mucho hoy".

"El vicepresidente Mike Pence y el equipo acaban de dejar la Casa Blanca. Me informaron sobre su reunión con los representantes Schumer / Pelosi. No se ha avanzado mucho hoy. Una segunda reunión programada para mañana ¡Después de muchas décadas, debemos final y permanentemente arreglar el problema en la frontera sur!", indicó Trump en el tuit.


El grupo designado por el presidente Donald Trump para las negociaciones está integrado por el vicepresidente Mike Pence, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen y el asesor Jared Kushner.

También lea: Trump dice que podría declarar una emergencia nacional para construir muro fronterizo.

El encuentro se inició alrededor de las 11 de la mañana y aunque los demócratas no están muy entusiasmados, el presidente Trump señaló el viernes que las conversaciones son reflejo de progreso aunque dejó claro que no dará marcha atrás en la construcción del muro en la frontera sur e incluso declaró que el cierre parcial del gobierno podría durar "meses o incluso años".

El mismo sábado el presidente Trump reiteró estar listo para negociar y señaló a través de su cuenta de Twitter que "no me importa que la mayoría de los trabajadores que no reciben sus pagos son demócratas. ¡Quiero detener el cierre tan pronto como estemos de acuerdo en una seguridad fronteriza fuerte!. Estoy en la Casa Blanca listo para avanzar. ¿Dónde están los demócratas?.

Trump se reunió el viernes con líderes congresionales de los partidos cuando se cumplían dos semanas de la parálisis oficial, provocada por su insistencia de que el presupuesto incluya dinero para la construcción de un muro en la frontera entre México y Estados Unidos.

Los demócratas dijeron que no hubo mucho avance en ese encuentro, que según testigos fue a veces contencioso.

Los demócratas señalan que debido a la crisis muchas familias no han podido pagar sus cuentas y le han dejado claro al presidente que ellos apoyan reabrir el gobierno para poder seguir con las negociaciones.

El impasse está afectando a la economía y ha causado inquietud incluso dentro de las filas republicanas. Sin embargo el mandatario salió en público en la Casa Blanca el viernes, asegurando que no habrá una reapertura de las agencias públicas hasta que se garantice la seguridad en la frontera que incluye el muro ya sea de concreto o de acero.

"No va a haber una reapertura hasta que resolvamos el problema. Yo ni siquiera lo llamo un cierre del gobierno. Lo llamo hacer lo necesario para el beneficio y la seguridad de nuestro país", dijo el presidente.

Trump advirtió que podría declarar el estado de emergencia para poder ordenar la construcción del muro sin aprobación del Congreso, pero que prefería "un proceso negociado".

Trump antes ha hablado de la situación en la frontera como "una emergencia nacional" e incluso despachó soldados a la zona, aunque muchos opinaron que la medida era de poca utilidad y servía únicamente como maniobra electoral.

Se le preguntó a Trump qué pensaba de las familias que no pueden pagar sus cuentas debido al cierre, y que no tienen recursos de compensación financiera, a lo cual respondió que "la compensación financiera es tener una frontera fuerte porque entonces estaremos a salvo".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG