Enlaces para accesibilidad

¿Qué es yihad?

  • Voz de América - Redacción

La yihad es mencionada en el Corán 41 veces y según los musulmanes no es sino un concepto de la doctrina de Mahoma que tiene múltiples aplicaciones.

Pocas veces una palabra o un concepto ha provocado tantas muertes, tanta controversia y tanto recelo como la “yihad”.

Traducida frecuentemente como “guerra santa” e interpretada en este lado del mundo como una guerra santa contra Occidente, la palabra yihad en árabe significa más estrictamente “esforzarse”.

La yihad es mencionada en el Corán 41 veces y según los musulmanes no es sino un concepto de la doctrina de Mahoma que tiene múltiples aplicaciones.

Yihad, en la terminología islámica significa realizar un esfuerzo, comprome­terse y perseverar por una causa noble, aseguran. Es el esfuerzo frente a las malas inclinaciones y tentaciones: es la lucha por la purificación del alma.

El problema es que hay un segundo significado, la “Yihad-e-Asgar” o “yihad de la espada". Se trata de una “yihad” comunitaria, y presupone determinadas condiciones especí­ficas.

Si bien el Corán habla única y exclusivamente de la lucha justa contra aquellos que tomaron antes la iniciativa de atacar a los musulmanes, sólo en defensa pro­pia, los extremistas han interpretado la yihad como un mandato de guerra santa “en plena adoración”, para imponer la idea de que “no hay más dios que Alá” y como justificación para acabar con cualquier persona que no sea musulmán —con los “infieles".

La amenaza se encuentra inscrita en el Corán: “Y combatidles hasta que no haya más fitná [discordia fundada sobre la no-creencia] y toda la religión [en el mundo] sea de Alá” (8.39).

Grupos militantes como al-Qaeda, el Talibán, Boko Haram, el autodenominado Estado Islámico, y peor aún, los llamados “lobos solitarios” la han tomado a pecho y han generado un concepto de “yihad global” en que se cortan cabezas, se asesina a inocentes, se estrellan aviones o se masacra rehenes para causar el terror y la impotencia en nombre de Alá.

La han utilizado para justificar los atentados del 11 de septiembre de 2001, el ataque a Charlie Hebdo, los atentados en Paris, Niza y Berlin, y las masacres en Fort Hood, Texas, San Bernardino en California y en la discoteca "Pulse" de Orlando, entre otras.

Fue también la palabra que atrajo a Rasid Tugral, el turco yihadista que murió el pasado agosto combatiendo junto a ISIS contra las fuerzas kurdas, a la edad de 27 años.

Su historia, su creencia, su interpretación, su vida y su muerte son reseñadas en nuestro informe especial “Descenso hacia la yihad: La transformación de un joven turco de astrónomo a combatiente del grupo Estado Islámico”.

XS
SM
MD
LG