Enlaces para accesibilidad

Ginebra: EE.UU. denuncia a Venezuela en CDH

  • Voz de América - Redacción

La embajadora de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley (cuarta desde la izq.) criticó a Venezuela ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra y en un evento paralelo con organizaciones de ayuda humanitaria.

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, dijo este martes en Ginebra que el "rápido deterioro de la situación de los derechos humanos en Venezuela" obliga a una rápida intervención del Consejo de Derechos Humanos de la Organización en el país sudamericano y advirtió que de no hacerlo, Estados Unidos se podría retirar de ese organismo.

En un discurso ante la 35 sesión del Consejo, Haley remarcó las preocupaciones estadounidenses sobre la efectividad de ese cuerpo conformado por 47 países que ya había expresado en un artículo editorial publicado bajo su firma en el Washington Post el fin de semana, diciendo que Estados Unidos "observa cuidadosamente el Consejo y nuestra participación en el mismo".

En un artículo de opinión, la Embajadora estadounidense se refirió a países miembros del Consejo como Venezuela, Cuba y Rusia, como estados con “abismales” historiales humanitarios.

Señala que mientras el gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dispara a los manifestantes que demandan elecciones, agradece a la comunidad internacional por “su voto universal de confianza” en el compromiso venezolano a los derechos humanos.

De igual manera dice que “el viceministro de Exteriores de Cuba, cuyo gobierno encarcela a miles de oponentes políticos, alguna vez dijo que Cuba tiene un histórico prestigio ‘en la promoción y protección de todos los derechos humanos’ ”.

Las críticas de Haley a Venezuela y Cuba fueron retomadas también por el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, en su discurso inaugural de la sesión del Consejo en Ginebra.

Al Hussein recordó en su intervención que Venezuela tiene pendientes diez solicitudes de relatores de la organización especializados en distintas áreas de derechos humanos para visitar el país y analizar su situación, y lamentó que Cuba, a la que describió como “un miembro tan activo del Consejo de Derechos Humanos”, se comprometa “de forma tan limitada" con sus mecanismos.

El relator urgió nuevamente al gobierno de Maduro a aceptar la petición de su oficina para el envío de una misión de trabajo a Venezuela.

De acuerdo a Haley, el mes pasado, una subcomisión del Senado estadounidense consideró la posibilidad de que Estados Unidos se retire del Consejo, por la preocupación, expresada por ella y otros críticos, de que el organismo de derechos humanos de la ONU pueda haberse convertido en un “mero escaparate para las dictaduras que usan su membresía para lavar su brutalidad”.

“Demasiado frecuentemente, las víctimas de las más grandes violaciones de los derechos humanos son ignoradas por la misma organización que se supone debe protegerlas”, escribió Haley en su artículo.

“Venezuela es un miembro del Consejo a pesar de la destrucción sistemática de la sociedad por parte del gobierno de Nicolás Maduro a través de las detenciones arbitrarias, la tortura y las abiertas violaciones a la libertad de prensa y expresión”, señala la diplomática estadounidense, mientras en Cuba, donde “los presos políticos que se cuentan por miles”, resulta que la isla “nunca ha sido condenada por el Consejo, del que también es miembro”.

Haley concluye que “la presencia de múltiples países violadores de los derechos humanos en el Consejo de Derechos Humanos ha dañado tanto la reputación del Consejo como la causa de los derechos humanos”. Y por tanto, dice, “es responsabilidad de las Naciones Unidas recuperar la visión y restaurar la legitimidad de los derechos humanos universales”.

En su discurso del martes, Haley también dijo que es "esencial que el consejo atienda su "crónica parcialidad anti-Israel si es que aspira a tener credibilidad".

De igual manera hizo un llamado para que el Consejo adopte resoluciones más fuertes sobre "las críticas situaciones de los derechos humanos en Siria, la República Democrática de el Congo, Eritrea, Bielorrusia y Ucrania".

Más críticas en acto paralelo

En un acto paralelo en el Palacio de las Naciones Unidas en Ginebra, titulado "Derechos Humanos y Democracia en Venezuela" la embajadora Haley subrayó que el Consejo de Derechos Humanos es el lugar adecuado para discutir la trágica situación en Venezuela, dado que han muerto más de 60 personas, 1.000 han resultado heridas y 3.000 han sido detenidas desde que comenzaron las manifestaciones contra el gobierno en abril.

La diplomática apeló al presidente Maduro a que respete las tradiciones democráticas de su país y permita a su pueblo celebrar elecciones libres y justas.

“El gobierno venezolano está en medio de la destrucción de los derechos humanos y la democracia en Venezuela. Está llevando a cabo una campaña de violencia e intimidación contra manifestantes desarmados, empresas, sociedad civil y oposición política libremente elegida", afirmó.

“Aquí, en la organización preeminente de derechos humanos del mundo, Venezuela es un miembro de buena reputación. Y usa esa membresía para bloquear toda conversación significativa sobre sus violaciones de los derechos humanos. El Consejo de Derechos Humanos no tiene excusa. No puede considerarse la principal organización de derechos humanos del mundo y seguir ignorando las violaciones y abusos que ocurren en Venezuela”, dijo la embajadora Haley.

En el mismo evento, el representante de la ONG venezolana Foro Penal, que brinda defensa a detenidos en las manifestaciones, Alonso Medina Roa, denunció el uso del tribunales militares para procesar a civiles, así como "la institucionalización de la tortura y de tratos crueles" por parte de las fuerzas de seguridad.

"Los tribunales militares no operan como un aparato de justicia porque es un cuerpo dependiente, desde el punto de vista administrativo y operativo, del Poder Ejecutivo", sostuvo.

Por su parte, el director de la ONG Programa Libertad Refugiados, Julio Henríquez, indicó que las solicitudes anuales de asilo por parte de ciudadanos venezolanos en Estados Unidos, España y Colombia se han disparado, con un total de 25.000 expedientes en estos tres países, hasta finales del pasado marzo.

Embajador de Venezuela responde

El representante permanente de Venezuela ante la ONU, embajador Rafael Ramírez, rechazó las declaraciones de la embajadora Haley, diciendo que no reconoce la autoridad moral de EE.UU. para hablar de su país en esos términos y condenó que la diplomática estadounidense haya viajado a Ginebra para expresar las quejas en lugar de hacerlo el representante estadounidense ante la CIDH.

Ramírez acusó también a la embajadora de EE.UU. de usar a Venezuela como base de apoyo para sus propias aspiraciones políticas.

Aquí las declaraciones completas del Embajador venezolano:

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG