Enlaces para accesibilidad

Fiscalía dice que "dreamer" admitió haber sido pandillero

  • AP

Daniel Ramírez Medina, 23, fue interrogado por los agentes de inmigración que lo arrestaron debido a un "tatuaje de las pandillas".

Un “dreamer” mexicano del área de Seattle que fue detenido pese a que está amparado por el plan de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) admitió tener vínculos con pandillas y haber sido arrestado antes, según informó el Departamento de Justicia.

Daniel Ramírez Medina, de 23 años, "declaró 'no, ya no', cuando se le preguntó si es que él está o ha estado involucrado en alguna actividad de pandillas", se afirma en documentos que el departamento presentó ante la corte.

El DACA, promulgado por el expresidente Barack Obama con una orden ejecutiva en 2012, permite que ciertos inmigrantes que llegaron ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños puedan permanecer en el país y obtener un permiso de trabajo. Ramírez Medina fue traído a Estados Unidos cuando tenía 7 años.

El joven fue interrogado por los agentes de inmigración que lo arrestaron debido a un tatuaje que tiene, descrito en los documentos como un "tatuaje de las pandillas".

"Respondió que 'solía andar con los Sureños en California', que 'huyó de California para escapar de las pandillas' y que 'todavía anda' con pandilleros en el estado de Washington", agregan los documentos.

Mark Rosenbaum, uno de los abogados del acusado, dijo que los alegatos son falsos y que las autoridades identificaron mal el tatuaje.

"El señor Ramírez no dijo estas cosas porque no son ciertas", afirmó el abogado en un comunicado. "Y si bien estos alegatos son inverosímiles y totalmente inventados, no serían evidencia suficiente para que el señor Ramírez sea una amenaza a la seguridad pública ni a la seguridad nacional".

Ramírez fue detenido el viernes pasado en el suburbio de Des Moines, en Seattle. Su arresto desató un debate nacional sobre las prioridades migratorias del gobierno del presidente Donald Trump.

Algunas personas ven el arresto como el inicio de un ataque contra el DACA, mientras que las autoridades federales dicen que solo se trata de un ejercicio rutinario de su autoridad.

Pero el jueves, durante una conferencia de prensa, el presidente Trump pareció referirse a Ramírez cuando habló sobre el futuro del DACA.

Trump dijo que la mayoría de los jóvenes que gozan del alivio migratorio son "fabulosos" pero aclaró que "en algunos casos tienen DACA y son pandilleros y narcotraficantes también" sin mencionar nombre alguno.

Ramírez tiene un hijo de 3 años que es estadounidense, de acuerdo con sus abogados. Trabajó en los campos de cultivo de California antes de mudarse al estado de Washington, y luego pasó dos veces las revisiones de antecedentes penales necesarias para acogerse al DACA, agregaron los abogados.

La última vez que pasó una de estas revisiones fue hace casi un año y no tiene antecedentes delictivos, agregaron.

XS
SM
MD
LG