Enlaces para accesibilidad

Cuatro estadounidenses entre los casi 300 muertos en ataques en Sri Lanka


Familiares dejan flores en las tumbas de tres víctimas de una misma familia que murieron en los ataques del Domingo de Pascua en la iglesia de St. Sebastian, en Negombo, Sri Lanka, el 22 de abril de 2019.

Un técnico de "gran corazón" que visitaba Sri Lanka por motivos de trabajo se encontraba entre al menos cuatro estadounidenses que murieron en los ataques de Pascua en iglesias y hoteles, dijo el lunes su empleador.

Dieter Kowalski, quien trabajaba para la compañía británica de educación y editorial Pearson, escribió una publicación final en Facebook mientras volaba el viernes desde su base en Denver."Y comienza la diversión. Me encantan estos viajes de trabajo. 24 horas de vuelo. ¡Hasta pronto Sri Lanka!" Escribió el nativo de Wisconsin de 40 años.

En un mensaje a los empleados, el presidente ejecutivo de Pearson, John Fallon, dijo que Kowalski acababa de llegar a su hotel en Colombo el domingo cuando fue asesinado en una de una serie de explosiones coordinadas.

Kowalski había planeado pasar una semana en Colombo para trabajar en problemas técnicos con ingenieros locales, con quienes se había convertido en "buenos amigos" después de un viaje anterior, dijo Fallon.

"Los colegas que conocían bien a Dieter hablan de lo divertido que era estar cerca él, de su gran corazón y de todo su espíritu", escribió Fallon.Kowalski tomaba "nuestros problemas de ingeniería más desafiantes" y ayudaría a solucionarlos "con alegría, felicidad y gracia", escribió.

"Nos da rabia que un hombre bueno, que simplemente se complacía en arreglar las cosas, haya sido asesinado, junto con muchos otros, por hombres y mujeres malvados que solo saben cómo destruir".

Estudiante de quinto grado muere en Sri Lanka

Por otro lado, funcionarios de una escuela privada de élite del área de Washington confirmaron la muerte en Sri Lanka de uno de sus estudiantes en un correo electrónico a los padres.

El Washington Post informó que el niño de quinto grado, Kieran Shafritz de Zoysa, había estado de licencia durante el último año en Sri Lanka y fue asesinado en los ataques con bombas el domingo.

La escuela, Sidwell Friends, escribió que a Kieran le apasionaba aprender y adoraba a sus amigos.

Las autoridades de Sri Lanka dijeron que un grupo islamista radical llevó a cabo ataques contra hoteles e iglesias, en los que murieron cerca de 300 personas, incluidos 37 extranjeros. Un funcionario del Departamento de Estado dijo el lunes que al menos cuatro estadounidenses se encontraban entre los muertos, y varios otros heridos de gravedad.

FBI apoya en investigación de ataques de Pascua

El FBI dice que está proporcionando asistencia en la investigación de los bombardeos de Pascua en Sri Lanka.

Una portavoz del FBI confirmó la ayuda el lunes, pero no dio detalles sobre qué ayuda específica se estaba ofreciendo o brindando.

El FBI rutinariamente ayuda a los gobiernos extranjeros a investigar ataques terroristas fuera de los Estados Unidos, incluso proporcionando agentes en el terreno o expertos técnicos.

Trump telefoneó a PM de Sri Lanka

El presidente Donald Trump y el secretario de Estado Mike Pompeo dijeron que habían telefoneado al primer ministro de Sri Lanka, Ranil Wickremesinghe. Trump tuiteó que le dijo a Wickr que "Estados Unidos apoyan a él y a su país en la lucha contra el terrorismo".

Daneses, australianos, estadounidenses, chinos, británicos, turcos o indios se encuentran entre los al menos 32 extranjeros fallecidos en los atentados del domingo.

Un empresario multimillonario danés que se dice que es el hombre más rico de ese país, perdió a tres de sus cuatro hijos en los atentados, informaron los medios daneses.

Según el periódico sueco Aftonbladet, Anders Holch Povlsen y su esposa Anne estaban de vacaciones en la isla con sus hijos cuando explotó una de las bombas. Holch Povlsen, de 46 años de edad, es propietario de la cadena de ropa Bestseller y es el mayor accionista en el minorista de moda ASOS.

Un esposo y padre británico también confirmó la muerte de su esposa y sus dos hijos en los ataques de Sri Lanka.

Ben Nicholson dijo el lunes que su esposa Anita Nicholson y su hijo Alex, de 14 años, y Annabel, de 11, fueron asesinados mientras se encontraban en el restaurante del hotel Shangri-La en Colombo.

Él dice que "afortunadamente, los tres murieron instantáneamente y sin dolor ni sufrimiento".Nicholson dice que la familia estaba de vacaciones. Dio las gracias a los equipos médicos del Hospital General de Colombo por su ayuda y pidió privacidad para poder llorar con su familia extendida.

Hay información conflictiva de los funcionarios del gobierno de Sri Lanka sobre cuántos extranjeros murieron en los ataques.

El ministro de turismo, John Amaratunga, dijo que 39 extranjeros fueron asesinados. Sin embargo, el Ministerio de Relaciones Exteriores del país determinó el número de extranjeros asesinados 31.

Las diferentes cifras no pudieron reconciliarse de inmediato el lunes por la noche.

Al menos 290 personas murieron y 500 resultaron heridas en nueve explosiones de bombas. Los funcionarios de Sri Lanka dicen que los principales ataques fueron llevados a cabo por siete terroristas suicidas de un grupo musulmán militante local.


Facebook Forum

XS
SM
MD
LG