Enlaces para accesibilidad

Hackeos y abortos: joven mexicana vuelve a testificar contra secta sexual Nxivm


En esta jornada intervino por segunda ocasión Daniela, una joven mexicana, quien sostiene que junto a sus dos hermanas, Camila y Mariana, fueron víctimas de Keith Raniere cuando eran aún muy jóvenes.

Daniela, una mexicana de 33 años, volvió al estrado este martes en una nueva jornada en la corte federal del distrito este de Brooklyn, en Nueva York, en el juicio contra Keith Raniere, fundador de Nxivm, una empresa que supuestamente ayudaba a alcanzar el empoderamiento y desarrollo profesional.

Esta joven mexicana, que empezó a testificar el jueves (23 de mayo) como la cuarta testigo cooperante, sostiene que junto a sus dos hermanas, Camila y Mariana, fueron víctimas de Raniere cuando eran aún muy jóvenes.

En esta oportunidad, relató cómo se convirtió en una hacker para ayudar a Raniere a acceder a cuentas de correo de personas específicas que él sospechaba estarían filtrando "información confidencial" del grupo.

Raniere habría pagado $24 mil dólares para adquirir una primera clave de un correo electrónico. Daniela, al conocer el precio, ofreció buscar a otra persona que lo hiciera, pero falló en el intento. Por ello decidió aprender por sí misma y lo logró.

Daniela obtuvo diferentes claves y accesos a cuentas de correos, incluso las de su hermana, Mariana. Ella sabía que lo que estaba haciendo era ilegal, pero él le dijo que estaban haciendo "lo no ético de una forma ética" buscando proteger a NXIVM.

Fue precisamente Mariana quien, según testimonios, tuvo una relación más estable con Raniere e incluso tuvo un hijo con él. Sin embargo, todas las hermanas se vieron expuestas a abortos promovidos por él.

En el caso de Daniela ocurrió cuando tenía 20 años. Relató que cuando le contó a Raniere de su embarazo le dijo que él “se encargaría”. Designó a Pam, otra integrante del grupo, para que la acompañara al ginecólogo y le dijera en detalle qué debía responder ante cada pregunta. Estuvo a su lado hasta que recibió la prescripción e instrucciones del proceso a seguir.

Camila, la menor de las hermanas, también tuvo que enfrentar un aborto en 2007, teniendo un poco más de 18 años. Al descubrir su embarazo Daniela la acompañó constantemente y pidió ayuda que concluyó igualmente en un aborto.

Toda la relación entre Daniela y Raniere, a quien consideraba su amigo, se complicó cuando le confesó que sentía algo por otro hombre, identificdo como Ben. Relata que lo que hizo fue "enloquecer" y la encerró en una habitación en donde tenía controlado por dos años.

Raniere, de 58 años, también conocido como "Vanguard", nombre que adoptó a partir de un personaje de un juego de Atari, es acusado de tráfico sexual, crimen organizado, explotación y pornografía infantil. Con su aparente conocimiento, habría ganado su confianza al punto de lograr una manipulación física y psicológica de las mujeres.

Nxivm, conocido grupo para ejecutivos, según testimonios en la corte, habría sido la fachada para el funcionamiento de una secta sexual, por medio de dos grupos secretos: DOS y Sociedad de Protectores, uno de las mujeres que serían esclavizadas y otro para que hombres aprendieran dominar a las mujeres.

Si es condenado, podría enfrentar cadena perpetua. El juicio se espera que concluya a mediados de junio. Puedes seguir todos los detalles y los testimonios de los colaboradores en este caso en el blog de la Voz de América.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG