Enlaces para accesibilidad

Trump considera presión comercial a los que negocien con C. del Norte

  • Voz de América - Redacción

La reacción del presidente de Estados Unidos Donald Trump, viene como consecuencia del envío de la sexta prueba nuclear intercontinental del Gobierno de Corea del Norte.

Corea del Norte llevó a cabo su sexta prueba nuclear intercontinental de hidrógeno este domingo, según informó la agencia estatal del régimen norcoreano.

Ante lo sucedido, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo a periodistas que, "veremos", si podrían haber acciones de ataque contra Corea del Norte.

También sugirió presionar a China, en el frente económico, con la esperanza de persuadirla para ejercer influencia sobre su vecino. Trump twitteó que los Estados Unidos están considerando "detener todo comercio con cualquier país que haga negocios con Corea del Norte".

"Sólo entienden una cosa", escribió Trump sin más detalles, mientras se preparaba para reunirse con su equipo de seguridad nacional, que incluía a John Kelly, su jefe de estado mayor, así como al secretario de Defensa Jim Mattis ya otros militares líderes".

La detonación del domingo por Corea del Norte fue la primera prueba nuclear desde que Trump asumió el cargo en enero.

Después de asistir a la iglesia cerca de la Casa Blanca, Trump hizo algunos comentarios a medios de comunicación.

Más temprano, a través de sus redes sociales, Trump calificó la reciente acción del país asiático, como "un importante ensayo nuclear" de Corea del Norte, tildando al país como "una nación deshonrosa" cuyas "palabras y acciones siguen siendo muy hostiles y peligrosas" para los Estados Unidos.

En Twitter Trump, escribió además que Corea del Norte "se ha convertido en una gran amenaza y vergüenza para China, que está tratando de ayudar, pero con poco éxito".

"China es, el mayor socio comercial del Norte"; precisó Trump.

"Corea del Sur está encontrando, como les he dicho, un diálogo de apaciguamiento con Corea del Norte que no funciona", precisó Trump.

Entre tanto, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, criticó la provocación nuclear de Corea del Norte, diciendo que Estados Unidos responderá a cualquier amenaza norcoreana con una "respuesta militar masiva, una respuesta efectiva y abrumadora".

"Buscar la aniquilación total del norte (...) Tenemos muchas opciones para hacerlo", agregó Mattis.

Departamento del Tesoro

Por su parte, el secretario del Tesoro de Estados Unidos advirtió el domingo que el gobierno del presidente Donald Trump está preparando nuevas sanciones para golpear el comercio exterior de Corea del Norte después de que Pyongyang detonara un dispositivo termonuclear en su sexta y más poderosa prueba nuclear.

En declaraciones al programa “Fox News Sunday”, Steven Mnuchin describió el comportamiento de Pyongyang como “completamente inaceptable”.

Mnuchin agregó que el paquete de sanciones que se está redactando para consideración de Trump dejará en claro que si algunos países quieren seguir haciendo negocios con Estados Unidos, tendrán que golpear a Corea del Norte económicamente.

El secretario del Tesoro añadió que Estados Unidos continúa trabajando con gobiernos aliados y con China para presionar a Corea del Norte.

El anuncio de la prueba lo hizo, KCNA, la agencia estatal de noticias de Pyongyang, que informó que la bomba de hidrógeno, diseñada para ser la carga útil de un ICBM, fue "fiel al plan del Partido de los Trabajadores de Corea para construir una fuerza nuclear estratégica".

"La prueba de una bomba de hidrógeno diseñada para ser montada en nuestro misil balístico intercontinental fue un éxito perfecto", informó el locutor de la Televisión Central Coreana, Ri Chun Hee, quien se retiró en 2012, pero de vez en cuando reaparece para eventos importantes.

Ri también afirmó que ninguna radiación de la detonación nuclear fue liberada a la atmósfera, algo que Estados Unidos y aviones japoneses con equipo especial de monitoreo atmosférico están tratando de verificar.

Dos terremotos

La explosión produjo dos terremotos poco profundos que fueron detectados en la región de Punggye-ri, donde se encuentra la instalación de pruebas nucleares de Corea del Norte, según los sismólogos gubernamentales de Estados Unidos y China. Autoridades en Japón, Corea del Sur y numerosos expertos no gubernamentales en los Estados Unidos confirmaron que los terremotos fueron probablemente el resultado de la prueba nuclear.

El primero fue un temblor de magnitud 6,3 que era consistente con la detonación de una bomba de hidrógeno de 1 megaton, según los expertos. La explosión fue al menos 10 veces más potente que la última prueba nuclear, realizada el 9 de septiembre de 2016, que produjo un terremoto de 5,3, según agencias meteorológicas japonesas y surcoreanas.

Cinco minutos más tarde, los mismos sismólogos detectaron un terremoto de magnitud 4,6, lo que indicaba el probable colapso de un túnel en el que se colocaba el dispositivo nuclear.

"Si Corea del Norte siguió adelante con la prueba nuclear, esto es absolutamente inaceptable y tendremos que protestar enérgicamente. Estamos comenzando el Consejo de Seguridad Nacional ahora para recopilar información y analizar esto ", dijo el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

Objetivo de largo plazo para Corea del Norte

Jeffery Lewis, director del programa de Asia Oriental en el Centro James Martin para Estudios de No-proliferación, dijo que no está sorprendido de que Corea del Norte haya logrado la capacidad de probar un arma termonuclear a gran escala.

"He estado diciendo a la gente durante años que así es como termina la historia", dijo Lewis a VOA. "Los norcoreanos han dicho que este era un objetivo durante mucho tiempo".

"Cada país con cinco explosiones nucleares está en camino a las armas termonucleares en la quinta prueba", agregó.

Embargo petrolero

El secretario del gabinete de Japón pidió que las Naciones Unidas impongan nuevas sanciones económicas para incluir la restricción de las importaciones de petróleo a Corea del Norte. En julio, el Consejo de Seguridad impuso unánimemente restricciones que incluían una prohibición de exportaciones de pescado, carbón y otros minerales lucrativos que podrían privar a Pyongyang de más de mil millones de dólares en ingresos.

El Tokyo Shimbun informó en su edición en línea el sábado que Corea del Norte ha decidido conservar petróleo y gasolina en previsión de un embargo de petróleo. El periódico dijo que la Comisión de Asuntos del Estado del Norte estableció el objetivo de almacenar cerca de 1 millón de toneladas de petróleo como reserva.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China emitió hoy una declaración en la que condena la prueba nuclear del domingo e instó a Corea del Norte a poner fin a sus acciones "erróneas", y a respetar las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Corea del Sur pidió el domingo una respuesta "más fuerte posible", incluyendo nuevas sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para "aislar completamente" a Corea del Norte. Seúl y Washington también discutieron el despliegue de activos militares estratégicos estadounidenses en la Península Coreana, dijo en una rueda de prensa Chung Eui-yong, asesor de seguridad nacional de Corea del Sur.

El jefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica calificó la prueba de un acto extremadamente lamentable y un asunto de gran preocupación. El director general del OIEA, Yukiya Amano, dijo que la nueva prueba está en total desprecio de las repetidas demandas de la comunidad internacional.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, ha priorizado el desarrollo de un ICBM nuclear que podría golpear el continente. La prueba nuclear del domingo fue precedida por 21 lanzamientos de misiles este año, incluyendo dos pruebas del ICBM en julio.

La administración del Presidente de los Estados Unidos Donald Trump ha dicho repetidamente que el desarrollo de Corea del Norte de una capacidad de ataque a misiles nucleares de largo alcance constituiría una amenaza existencial de seguridad inaceptable. Funcionarios estadounidenses han subrayado la necesidad de imponer presión a través de sanciones para obligar a Pyongyang a cambiar su comportamiento, pero han dicho que se están considerando todas las opciones, incluida la acción militar.

Trump y el primer ministro de Japón hablaron por teléfono el sábado antes de la prueba nuclear, y subrayaron la necesidad de una estrecha cooperación entre sus dos países y Corea del Sur frente a la creciente amenaza nuclear de Corea del Norte, según un comunicado de la Casa Blanca. Los dos líderes también acordaron que se debe aumentar la presión sobre Corea del Norte, dijo Abe a los periodistas.

Tanto el presidente surcoreano Moon Jae-in como el primer ministro japonés convocaron a sus Consejos de Seguridad Nacional (NSC) el domingo poco después de que los terremotos fueran detectados.

El líder liberal de Corea del Sur se ha visto frustrado por el continuo comportamiento provocativo de Pyongyang que le ha impedido seguir un enfoque más orientado al compromiso para reducir las tensiones con el Norte a través del diálogo y la cooperación.

Corea del Norte realizó su primera prueba nuclear el 9 de octubre de 2006.

Otras reacciones del mundo

Por su parte el presidente francés Emmanuel Macron ha condenado "en los términos más fuertes posibles, esta "sexta prueba nuclear de Corea del Norte.

En una declaración escrita, Macron "pide a los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que reaccionen rápidamente a esta nueva violación por Corea del Norte del derecho internacional".

También pidió una "reacción unida y clara de la Unión Europea".
Dijo que la comunidad internacional "debe tratar esta nueva provocación con la máxima firmeza" para llevar a Corea del Norte de nuevo al camino del diálogo y renunciar a sus programas nucleares y de misiles.

Por su parte, el ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que la afirmación de Corea del Norte de haber probado una bomba de Hidrógeno "merece la más fuerte condena". Se está pidiendo a todas las partes que se abstengan de aumentar las tensiones.

El ministerio del país ruso, emitió una declaración el domingo instando al diálogo y las negociaciones inmediatas. Dice que es la única manera de resolver los problemas de la Península Coreana, "incluyendo la nuclear".

Rusia reafirmó su disposición a participar en las negociaciones, "incluso en el contexto de la implementación de la hoja de ruta ruso-china". Bajo esa propuesta, Corea del Norte suspendería las pruebas nucleares y de misiles a cambio de que EE.UU. deje sus ejercicios militares conjuntos.
.
Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China también condenó la sexta prueba nuclear de Corea del Norte.

El ministerio dijo en un comunicado el domingo que el gobierno chino ha "expresado firme oposición y fuerte condena" por la detonación del domingo.

China instó a Corea del Norte a "dejar de tomar acciones erróneas que deterioren la situación".

¿Dispositivo termonuclear?

Corea del Norte afirmó en enero del año pasado haber probado una bomba de hidrógeno miniaturizada, también conocida como un dispositivo termonuclear, pero expertos externos se mostraron escépticos, lo que sugiere que podría haber sido un "dispositivo potenciado", una bomba atómica que utiliza isótopos de Hidrógeno para aumentar su rendimiento explosivo.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG