Enlaces para accesibilidad

Partido de May pierde la mayoría en el Parlamento británico

  • Voz de América - Redacción

Britain's Prime Minister Theresa May waits for the result of the vote in her constituency at the count center for the general election in Maidenhead, June 9, 2017.

La primera ministra británica, Theresa May, se enfrentaba el viernes a llamados para que renuncie, luego de que su Partido Conservador perdió la mayoría en el Parlamento en las elecciones del jueves.

Con casi todos los 650 escaños de la Cámara de los Comunes ya adjudicados, los conservadores tienen 315 diputados frente a los 261 del Partido Laborista. Incluso aunque la formación de May ganase los puestos restantes, no alcanzaría los 326 que otorgan la mayoría. Antes de los comicios, los conservadores tenían 330 diputados y los laboristas 229.

El sorpresivo resultado crea en la práctica un Parlamento sin mayoría y eventualmente un estancamiento político además de que genera confusión de cara a las negociaciones para abandonar la Unión Europea, que está previsto que comiencen el 19 de junio. La libra perdió más de dos centavos frente al dólar.

Una herida May prometió garantizar la estabilidad, y tiene previsto visitar el Palacio de Buckingham y buscar la aprobación de la reina Isabel II para formar un nuevo gobierno.

"En estos momentos, más que cualquier otra cosa este país necesita un período de estabilidad", dijo May, con un rostro sombrío, tras ganar su escaño en Maidenhead en el sudeste de Inglaterra.

Tras obtener su curul en el norte de Londres, Corbyn dijo que el intento de May de conseguir un mandato más claro se había vuelto en su contra. "Lo que obtuvo fue una pérdida de escaños conservadores, una pérdida de apoyo y una pérdida de confianza".

May adelantó las elecciones con la esperanza de ampliar su mayoría y fortalecer su mandato para las negociaciones de salida del Brexit con un “gobierno fuerte y estable”. En cambio, el resultado supone que los conservadores necesitarán el respaldo de formaciones más pequeñas para gobernar, con más inestabilidad y la posibilidad de otro adelanto electoral.

"Este es un momento muy malo para el Partido Conservador, necesitamos hacer balance", dijo la legisladora conservadora Anna Soubry. "Y nuestra líder necesita hacer balance también".

Los resultados sorprendieron a quienes decían que Corbyn, el líder izquierdista de los laboristas, era un activo tóxico para los comicios. Como adelantaron muchas encuestas, el Partido Laborista emergió en las últimas semanas de la campaña. Obtuvo un sólido apoyo entre los jóvenes, que parecieron votar en porcentaje más elevado del esperado.

"Claramente, si obtiene un resultado peor que hace dos años y es casi incapaz de formar gobierno, creo que no sobrevivirá en el largo plazo como líder del Partido Conservador”, señaló el exsecretario del Tesoro, el conservador George Osborne, en ITV.

Corbyn dijo que May debería "irse (...) y dejar paso a un gobierno que represente realmente a todo el mundo en este país”. En declaraciones tras ser reelegido como diputado por Londres, el líder laborista señaló que el resultado de los comicios significa que "la política ha cambiado" y que los votantes rechazaron la austeridad del gobierno.

El resultado de las elecciones tampoco fue bueno para el Partido Nacionalista Escocés, que perdió unos 20 de sus 54 representantes.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG