Enlaces para accesibilidad

Consejo Permanente de la OEA aprueba resolución para que Bolivia convoque a elecciones


El resultado se dio gracias a 26 votos a favor, 3 en contra y 4 abstenciones y una ausencia.

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó el miércoles el proyecto de resolución presentada por los gobiernos de Colombia y Brasil que buscan favorecer la celebración de elecciones y promueven que se realicen de manera democrática y transparente.

El resultado se dio gracias a 26 votos a favor, 3 en contra, 4 abstenciones y una ausencia.

El embajador de Colombia explicó, al comienzo de la reunión, que el proyecto de resolución presentado, junto a Brasil, y según él, con aporte de varias delegaciones pone a consideración la promoción de la democracia, la celebración de elecciones "lo más pronto posible", la necesidad de que los actores políticos actúen "en el marco y respeto por el estado de derecho y conforme a la Constitución" y garantizar que el proceso electoral sea desarrollado con justicia y transparencia.

Así mismo, el embajador hizo una llamado al cese de la violencia y el respeto de los derechos humanos. También pidió apoyar la iniciativa del Secretario General de desplegar una delegación para tener encuentros preliminares de alto nivel en Bolivia.

Países como Estados Unidos, el gobierno interino de Venezuela, Guatemala, y Canadá apoyaron, antes de ser aprobada, la resolución.

El embajador de EE.UU. ante esta organización, señaló: "Queremos que se nos agregue como copatrocinadores de este proyecto de resolución que es fruto de muchas consultas y arduo trabajo entre distintos estados miembros de la OEA".

Llamó a todos los actores a la calma, incluido el expresidente Evo Morales, e insistió en que apoya al gobierno de transición de la senadora Jeanine Áñez.

Por su parte, Gustavo Tarre, representante del gobierno encargado de Venezuela, dijo que el apoyo radica en que "Bolivia pueda recuperar la democracia que perdió hace muchos años".

Guatemala apoyó a las autoridades actuales para que puedan convocar inmediatamente a elecciones y que sea el pueblo quien elija a sus representantes.

Los detractores

México expresó la preocupación por el rompimiento del orden constitucional y por la violencia que ha dejado, según la CIDH, 23 personas muertas y decenas más de heridos. Repudia el uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades al reprimir las marchas de los ciudadanos.

Además, dejó en claro que repudian el decreto que exime de responsabilidad penal a los policías que maten o hieran a ciudadanos durante una represión de protestas.

México pide al gobierno de “facto” a que siga las normas internacionales de respeto a los derechos humanos, así como las otras reglas que permitan que se realicen elecciones democráticas.

Afirmó que apoyará esfuerzos por realizar elecciones libres y democráticas y solicitan que se retorne a la paz y que la OEA no debe aprobar un documento que justifique el uso de la fuerza.

Pide no perseguir a los políticos que están en el lado de la oposición del actual gobierno de la presidenta de Bolivia.

El embajadora de este país, incluso, denunció que se excluye a países miembros de discusiones importantes y que eso no hace más que dividir el seno del organismo.

Nicaragua también condenó el claro golpe de Estado en Bolivia que reunió autores internos y externos, dijo que sus objetivos son difamar y desestabilizar al presidente Morales y las instituciones democráticas.

"Ninguna resolución o declaración amañada de este consejo permanente podrá cambiar esa realidad, es por eso que no apoyamos el proyecto de resolución presentada", señaló la embajadora de ese país.

No apoyan el documento presentado hoy por la OEA y lo llaman, además, como un ataque contra los indígenas bolivianos.​

San Vicente y Las Granadinas señaló, por su parte, que la resolución es una forma de legitimar un golpe de estado.

El embajador de Uruguay, antes de la aprobación, solicito un par de enmiendas a la resolución, lo cual tampoco fue aprobado por el consejo.

Y tras la aprobación, agregó que "el secretario se ha excedido en sus funciones en reconocer a la presidenta interina cuando se trata de una autoridad 'de facto'" y agregó que la OEA no tiene la legitimidad para reconocer gobiernos.

También, rechazó la forma como fue negociada la resolución, "por fuera del consejo permanente... en un grupo cerrado, al que mi país no fue invitado".

La embajadora Rita Claverie Díaz de Sciolli, representante permanente de Guatemala, hizo la invitación a la reunión ordinaria que se llevó a cabo en la sala Simón Bolívar.

Bolivia ha vivido jornadas de violencia desde el 20 de octubre en que las elecciones presidenciales enfrentaron al oficialista Evo Morales y el opositor Carlos Mesa. Los resultados de la auditoría de la OEA determinó que sí hubo irregularidades y recomendó nuevas elecciones.

El Consejo también conmemoró el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG