Enlaces para accesibilidad

Cohen al Congreso de EE.UU.: Trump es "un racista, estafador, tramposo"


Michael Cohen

El exabogado personal por unos 10 años del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el miércoles a una comisión de la Cámara de Representantes que su exjefe es "un racista, un estafador, un tramposo".

Al inicio de la audiencia ante la Comisión de Supervisión de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Michael Cohen, explicó a los legisladores que Trump sabía que su asesor de campaña Roger Stone estaba en contacto con el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, sobre la publicación de correos electrónicos pirateados al Comité Nacional Demócrata que dañaban a su oponente de 2016, Hillary Clinton, antes de que el sitio los hiciera públicos.

Cohen dijo que Trump también conocía y le ordenó mentir al Congreso sobre las negociaciones que tuvo la compañía de Trump durante la campaña de 2016 para construir un rascacielos en Moscú, mientras que el entonces candidato Trump dijo a los votantes que no tenía tratos comerciales en Rusia.

Cohen testifica en el Congreso: "No soy un mentiroso"
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:04 0:00

Cohen afirmó incluso que Trump nunca esperó ganar la presidencia.

"Donald Trump es un hombre que se postuló para un cargo para hacer que su marca sea excelente, no para hacer que nuestro país sea grandioso", dijo Cohen. "No tenía el deseo ni la intención de dirigir a esta nación a no ser para promocionarse a sí mismo y construir su riqueza y poder. La campaña para él siempre fue una oportunidad de marketing", aseguró.

Cohen, quien citó sus experiencias tras una década de trabajo con Trump, expresó que el mandatario estadounidenses "es un racista. Es un estafador. Y es un tramposo".

Consultado luego acerca de si Trump sería capaz de hacer cualquier cosa para ganar, Cohen dijo: "Sí".

Sin pruebas de supuesta colusión

Pero Cohen dijo que no tenía pruebas directas de colusión entre la campaña de Trump y Rusia para ayudarlo a ganar, una acusación clave que el fiscal especial Robert Mueller ha estado investigando durante casi dos años. "Tengo mis sospechas", sostuvo Cohen.

Y citó como posible evidencia de colusión en una conversación que presenció entre Trump y su hijo, Donald Trump Jr., en la que según Cohen cree que el tema fue una reunión de 2016 que tuvo lugar en Trump Tower en Nueva York y que involucró al joven Trump, el yerno del presidente y ahora el asesor principal de la Casa Blanca, Jared Kushner, su gerente de campaña, Paul Manafort, y un abogado ruso vinculado al gobierno ruso.

Dicha reunión ha sido objeto de escrutinio, incluso de Mueller. El presidente Trump negó tener conocimiento anticipado de las conversaciones, y en agosto restó importancia a las acusaciones de que su representación estaba allí para obtener información potencialmente dañina sobre Clinton, y dijo que tales actos son "totalmente legales y se hacen todo el tiempo en política".

El exabogado de Trump fue sentenciado en diciembre pasado a tres años en prisión por su rol en los pagos ilegales a dos mujeres que dijeron haber tenido relaciones con el mandatario y por mentir al Congreso sobre los esfuerzos de su excliente durante la campaña electoral en 2016 para construir una torre Trump en Moscú.

La audiencia se produce antes de que comience a cumplir la condena cuyo inicio está previsto para marzo.

Lea: Exabogado de Trump sentenciado a tres años de cárcel por realizar pagos secretos.

Controvertida audiencia

Poco antes de comenzar el testimonio de Cohen, el legislador republicano Mark Meadows pidió posponerlo. Sin embargo, legisladores votaron minutos después de iniciada la audiencia para proseguir con la declaración de Cohen que deberá concluir mañana jueves.

El representante Elijah Cummings, en enfático comentario, dijo tras la votación a favor de continuar la audiencia que habían recibido una copia del testimonio de Cohen, que incluye, por ejemplo, la evidencia de que Trump firmó para revertir el pago a Stormi Daniels.

Una vez con la palabra, Cohen dijo que estaba arrepentido del día en el que aceptó trabajar para Trump, se disculpó con familiares y amigos y -como se había filtrado a medios-, calificó de "racista" a su exjefe.

También ofreció disculpas al Congreso: "Quiero disculparme con todos los legisladores y con todo el Congreso. La última vez que estuve aquí lo hice para proteger al señor Trump. Ahora estoy aquí para decir la verdad".

Más de una vez en su intervención, Cohen ofreció disculpa por "las mentiras".

Ofreció durante su testimonio un detallado informe de los pagos en efectivo que ejecutó en las semanas previas a las elecciones de 2016 para comprar el silencio de Daniels. Cohen aseguró que Trump firmó personalmente 11 cheques de su cuenta bancaria siendo ya presidente.

Mostró como parte de su testimonio un cheque de $ 35,000 firmado por Trump.

Durante la audiencia fue mostrado un cheque firmado por el presidente Donald Trump.
Durante la audiencia fue mostrado un cheque firmado por el presidente Donald Trump.

Cohen se disculpó también con Melania Trump y agregó que "mentirle a la primera dama es uno de mis arrepentimiento más grandes", indicó.

Entre los reproches sobre Trump, dijo que el mandatario inflaba sus ingresos en función de "sus intereses financieros".

Cohen repitió que Trump organizó un postor falso en una subasta para pagar $ 60,000 por un retrato suyo, y luego reembolsó al mismo con fondos de la fundación caritativa de Trump para poder colgar el cuadro en uno de sus clubes de campo.

"El señor Trump es un tramposo. Según mi experiencia, el señor Trump infló sus activos totales cuando cumplió sus propósitos, como tratar de figurar entre las personas más ricas de Forbes y desinflar sus activos para reducir su impuestos de bienes inmuebles", dijo Cohen.

Y dijo más: "El país ha visto al señor Trump cortejar a supremacistas blancos e intolerantes".

A legisladores que lo cuestionaron en aparente defensa a Trump respondió que "hice lo mismo que hacen ahora, durante 10 años. Protegí al señor Trump durante 10 años (...). Cuantas más personas sigan al señor Trump como lo hice ciegamente, sufrirán las mismas consecuencias que yo estoy sufriendo".

Sobre Novartis

Según Reuters, Cohen también testificó el miércoles que el fabricante de medicamentos suizo Novartis AG inicialmente quería que presionara a la compañía cuando lo contrató con un contrato de $ 1.2 millones, pero que Cohen se negó.

"Novartis me envió su contrato, que decía específicamente que querían que yo hiciera lobby. Que querían que yo proporcionara acceso al gobierno, incluido el presidente", dijo Cohen.

"Ese párrafo fue tachado, iniciado y escrito con mi propia letra, que dice que no voy a presionar ni hacer el trabajo de relaciones con el gobierno", dijo a los miembros del Comité de Supervisión de la Cámara.

Novartis es una de las varias compañías que le pagaron a Cohen a través de su firma Consultores esenciales, después de que Trump fue elegido, para obtener más información sobre la administración del presidente.

Cuando las noticias de esos pagos salieron a la luz el año pasado, el exdirector ejecutivo del fabricante de medicamentos dijo que el contrato era un error y que debería haber tratado de despedir a Cohen en marzo de 2017.

Cohen declaró el miércoles que había ofrecido a Novartis en persona y por teléfono "siempre que lo necesitaran" y estimó que habló con la empresa unas seis veces.

"¡¿Seis veces ?! ¡Guau! $ 200,000 por llamada", respondió el congresista republicano Mark Meadows.

El año pasado, el expresidente ejecutivo de Novartis, Joe Jiménez, quien había firmado el contrato con Cohen junto con el abogado general Félix Ehrat, dijo: "Queríamos rescindir el contrato en ese momento, pero al final decidimos que habría un litigio casi seguro".

El portavoz de Novartis, Eric Althoff, en un comunicado enviado por correo electrónico el miércoles, dijo que la compañía "abordó previamente todas las preguntas" con respecto a su relación con Essential Consultants y considera que el asunto está cerrado.

Sin transición pacífica

Michael Cohen, dijo al final del testimonio ante el Congreso el miércoles que teme que Trump no permita que su sucesor tome el control pacífico de la Casa Blanca, si pierde las elecciones presidenciales de 2020.

"Dada mi experiencia trabajando para el Sr. Trump, me temo que si pierde las elecciones en 2020, nunca habrá una transición pacífica del poder", dijo, durante sus observaciones finales ante el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes.

El comentario de Cohen, quien una vez dijo que "recibiría una bala" por Trump, pero desde entonces se ha enfocado en su exjefe, llegó en sus comentarios finales. Dijo que su preocupación por la transición de 2020 era "por qué acepté comparecer ante ustedes hoy".

Agregó: "He reconocido que he cometido mis propios errores y que me he rendido ante ellos públicamente y bajo juramento, pero el silencio y la complicidad frente a la destrucción diaria de nuestras normas básicas y la civilidad entre nosotros no será una de ellos".

"Hice cosas y actué de manera inadecuada, a veces a instancias del Sr. Trump. Seguí ciegamente sus demandas. Mi lealtad al Sr. Trump me ha costado todo: la felicidad de mi familia, las amistades, mi licencia legal, mi compañía, mi sustento. Mi honor, mi reputación y pronto mi libertad. Y no me sentaré, no decir nada y permitir que haga lo mismo con el país".

La respuesta previa de Trump

Trump dijo previo a la audiencia el miércoles en su cuenta en Twitter que Cohen mentía y que buscaba reducir su condena.

"Michael Cohen fue uno de los muchos abogados que me representaron (desafortunadamente). También tenía otros clientes. Acaba de ser expulsado por la Corte Suprema del Estado por mentiras y fraude. Hizo cosas malas sin relación con Trump. Él está mintiendo para reducir su tiempo de prisión. ¡Usando abogado deshonesto!", escribió Trump en Twitter.

El presidente estadounidense está en Vietnam para una reunión con el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, la segunda en la que busca que se comprometa en la desnuclearización de la península.

Lea: Cohen: Trump sabía de la filtración de emails de WikiLeaks

Respondiendo a legisladores el miércoles, Cohen dijo está cooperando con otras investigaciones que avanzan en Nueva York y que podrían conducir a una reducción de la condena de tres años.

Está previsto que Cohen finalice su testimonio ante los legisladores a puerta cerrada el jueves. Permanece en libertad hasta que se presente en la prisión para cumplir una condena de tres años en mayo, luego de declararse culpable de ocho cargos criminales.

Como parte de su acuerdo de culpabilidad, Cohen continúa cooperando con los fiscales federales en Nueva York que están investigando los intereses comerciales de Trump y millones de dólares de donaciones hechas a su comité presidencial inaugural.

Con información de Reuters.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG