Enlaces para accesibilidad

Tribunal electoral de Colombia investiga financiación de campaña electoral


La campaña política del presidente colombiano, Juan Manuel Santos habría recibido dinero de una constructora brasileña.

La campaña política del presidente Juan Manuel Santos habría recibido un millón de dólares de una constructora brasileña.

Reuters

Un tribunal electoral en Colombia investigará las acusaciones de que la campaña política del presidente Juan Manuel Santos habría recibido en 2014 un millón de dólares de la constructora brasileña Odebrecht a través de un excongresista acusado de corrupción, dijo el miércoles el fiscal general.

Una parte de 4,6 millones de dólares supuestamente pagados por Odebrecht al exsenador Otto Bula podrían haber terminado en la campaña de reelección de Santos, afirmó el fiscal general, Néstor Humberto Martínez.

"La prueba de la entrega física del dinero no la tiene la Fiscalía General. El señor Otto Bula ha dado circunstancias de modo, tiempo y lugar de cómo lo habría entregado, (y) será el Consejo Nacional Electoral el que haga las averiguaciones respectivas. Él no vincula para nada al señor presidente", explicó Martínez en una conferencia de prensa.

El gerente de la campaña del presidente Santos, Roberto Prieto, negó la acusación de Bula y el secretario de transparencia de la Presidencia, Camilo Enciso, calificó las acusaciones de falsas.

Bula, arrestado por la fiscalía el mes pasado por cargos de soborno y enriquecimiento ilícito, está acusado de recibir 4,6 millones de dólares de Odebrecht para favorecerla en un contrato para construir una carretera. Un ex viceministro de Transporte también fue arrestado acusado de recibir un soborno de 6,5 millones de dólares de la firma brasileña.

La campaña del rival de Santos en las pasadas elecciones, Óscar Iván Zuluaga, también está siendo investigada por recibir dinero de Odebrecht. Zuluaga, quien perdió frente a Santos, fue el candidato del derechista Centro Democrático, el partido del ex presidente Álvaro Uribe.

En diciembre, la constructora se declaró culpable en una corte de Estados Unidos de violar normas contra sobornos. Eso fue el resultado de una investigación en Brasil sobre una extensa red de corrupción que entre 2001 y 2016 habría pagado unos 439 millones de dólares a partidos políticos, funcionarios extranjeros y sus representantes en varios países de América Latina.

En Colombia, la denominada División de Operaciones Estructuradas de Odebrecht se aseguró contratos de obras públicas entre el 2009 y el 2014 abonando más de 11 millones de dólares en pagos irregulares, que resultaron en operaciones que generaron beneficios superiores a los 50 millones de dólares.

Su opinión

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG