Enlaces para accesibilidad

China retira amonestación a médico reprendido por advertir sobre virus


El oftalmólogo chino Li Wenliang, quien fue el primero en advertir sobre el nuevo coronavirus en Wuhan, en una combinación fotográfica de su práctica médica y cuando sufría de COVID-19 a finales de enero.

Li murió a principios de febrero en el Hospital Central de Wuhan, donde trabajaba, y probablemente contrajo el virus mientras atendía a pacientes durante los primeros días del brote.

China exoneró de una amonestación al médico que detectó por primera vez el nuevo coronavirus en la ciudad de Wuhan, Li Wenliang, quien murió después de la enfermedad y fue considerado un héroe en las redes sociales por romper la barrera informática impuesta por Beijing.

Li, un oftalmólogo de 33 años, advirtió en enero en un chat de internet la aparición de un virus desconocido en la región de Hubei, donde se encuentra Wuhan. Las autoridades lo amonestaron y lo silenciaron por revelar el alcance del brote de coronavirus.

Li murió a principios de febrero en el Hospital Central de Wuhan, donde trabajaba, y probablemente contrajo el virus mientras atendía a pacientes durante los primeros días del brote.

Cuando su muerte fue anunciada el 7 de febrero, millones de chinos le rindieron tributo como héroe en las redes sociales mientras condenaban al gobierno.

Una foto de Li con una máscara de oxígeno después de contraer la enfermedad se convirtió en el rostro silencioso de la ira contra el manejo de información de la epidemia por parte de las autoridades chinas.

Sin embargo, un informe divulgado el jueves por la cadena estatal CCTV dijo que las autoridades de Wuhan debían encontrar al policía que reprendió a Li y responsabilizarlo por no seguir los procedimientos correctos.

El reporte de la Comisión Nacional de Supervisión, la principal agencia anticorrupción de China sostuvo que un equipo enviado a Wuhan investigó cómo supo el médico lo que sucedía con el virus, cómo fue convocado a una comisaría y la forma en que fue tratado cuando estaba enfermo.

El documento ofreció una “solemne disculpa” a la familia de Li y dijo también que la amonestación policial debería ser retirada.

El informe generó reacciones inmediatas por las redes sociales chinas.

"¿Eso es todo?", preguntó un usuario en Weibo, una red social china similar a Twitter, donde las noticias del informe fueron el tema más leído, con más de 160 millones de visitas el jueves por la noche, según la agencia Reuters.

"Es como si no hubieran dicho nada", dijo otro.

Después de reportar miles de casos a diario durante el punto más intenso de la epidemia hace un mes, Wuhan registró este viernes su segundo día consecutivo sin ninguna una infección confirmada o sospechosa.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG