Enlaces para accesibilidad

Recuperan 10 cadáveres de alud en China

  • Voz de América - Redacción

Familiares queman incienso y plegarias en papel para apaciguar la muerte en el sitio de un alud en la población de Xinmo, en la suroriental provincia china de Sichuan, el domingo, 25 de junio de 2017.

Rescatistas recuperaron el domingo 10 cadáveres y seguían buscando otras 93 personas, un día después de que un enorme alud sepultó una pintoresca villa montañosa en el suroeste de China.

Más de 2.500 rescatistas con dispositivos de detección y perros entrenados estaban buscando señales de vida entre los escombros de rocas grandes que se desprendieron el sábado -a causa de tormentas torrenciales- sobre la villa Xinmo en Mao, en la provincia de Sichuan.

Para la tarde del domingo, sólo tres personas habían sido rescatadas con vida: una pareja y su bebé de un mes de edad.

El gobierno provincial redujo una cifra previamente reportada de 15 cadáveres rescatados mencionada por la prensa estatal. También disminuyó la cifra de desaparecidos a 93.

Maquinaria pesada removía los escombros el domingo mientras que hombres buscaban sobrevivientes. Familiares residentes en villas cercanas sollozaban mientras esperaban noticias sobre sus seres queridos.

"Fue como si estuvieran soplando vientos fuertes, o como si un camión grande pasara retumbando", comentó a The Associated Press Tang Hua, una mujer de 38 años de una villa cercana. "Las casas se sacudían, como si fuera un terremoto. Salimos corriendo y vimos humo espeso. Con el sonido de un trueno, el humo emergió repentinamente. Nos dimos cuenta que era un alud".

"Mientras corríamos en busca de un sitio seguro observamos en esa dirección y vimos la villa aplastada", narró.

Tang tiene familiares en Xinmo, pero dijo que era poco lo que se podía hacer en este punto. "La villa completa desapareció", lamentó.

El alud arrastró aproximadamente 18 millones de metros cúbicos (636 millones de pies cúbicos) de tierra y roca -el equivalente a más de 7.200 piscinas olímpicas- cuando se precipitó de montañas empinadas. Parte del alud descendió de una altura de 1,6 kilómetros (una milla).

El alud sepultó 1,6 kilómetros (una milla) de carretera y bloqueó un tramo de dos kilómetros (1,2 millas) de un río mientras barría por completo la villa, la cual albergó alguna vez 46 familias que sumaban más de 100 personas.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG