Enlaces para accesibilidad

Caso Manafort podría pronto ir al jurado


El ex jefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort llega a la corte para una tercera audiencia de inculpación por cargos presentados en su contra por el fiscal especial Robert Mueller. Foto del 15 de junio de 2018. REUTERS/Jonathan Ernst.

La fiscalía de Estados Unidos planea concluir el caso de fraude fiscal y bancario contra el ex presidente de la campaña de Trump, Paul Manafort, por lo que es probable que el caso llegue al jurado a mitad de semana si la defensa decide no llamar a ningún testigo.

El juicio se encuentra en su décimo día en el tribunal federal de Alexandria, Virginia, y no está programado para reanudarse hasta el lunes por la tarde. El caso surgió de la investigación del fiscal especial de Estados Unidos, Robert Mueller, sobre la intromisión rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

Antes de completar su caso, los fiscales llamarán a James Brennan, un ejecutivo del Federal Savings Bank. El viernes, un ex vendedor de Federal testificó que el director ejecutivo del banco aprobó personalmente $ 16 millones en préstamos a Manafort mientras buscaba la ayuda de Manafort para conseguir un puesto en el gabinete del presidente Donald Trump.

La fiscalía también quiere volver a llamar a declarar a Paula Liss, agente de la Red de Delitos Financieros del Departamento del Tesoro. La defensa se opone a esa acción y el juez aún no ha fallado. Liss testificó la semana pasada que Manafort no reveló sus cuentas bancarias en el extranjero.

El equipo de defensa de Paul Manafort, incluyendo a Kevin Downing (izq.) y Thomas Zehnle (der.) llegan al juzgado Albert V. Bryan para el juicio del ex presidente de la campaña Trump, el 10 de agosto de 2018, en Alexandria, Virginia .
El equipo de defensa de Paul Manafort, incluyendo a Kevin Downing (izq.) y Thomas Zehnle (der.) llegan al juzgado Albert V. Bryan para el juicio del ex presidente de la campaña Trump, el 10 de agosto de 2018, en Alexandria, Virginia .

Los abogados de Manafort enfrentarán una elección: llamar a sus propios testigos o esperar que el caso de la fiscalía no sea lo suficientemente fuerte como para superar los ataques de defensa contra la credibilidad de Rick Gates y el testimonio de más de dos docenas de otros testigos.

Gates testificó la semana pasada que Manafort, su ex jefe, lo dirigió para ayudar a cometer los fraudes fiscales y bancarios, pero la defensa lo describió como una persona que vive una "vida secreta" de infidelidad y malversación de fondos.

Los fiscales sostienen que Manafort ocultó una parte significativa de los aproximadamente $ 60 millones que ganó como consultor para políticos pro-rusos en Ucrania, y luego mintió para pedir prestados millones más en un intento por mantener un estilo de vida extravagante cuando el trabajo en Ucrania terminó.

Este boceto de la corte presenta a Rick Gates en el estrado de los testigos cuando es interrogado por el abogado de la defensa Kevin Downing durante el juicio al exjefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort, el 7 de agosto de 2018.
Este boceto de la corte presenta a Rick Gates en el estrado de los testigos cuando es interrogado por el abogado de la defensa Kevin Downing durante el juicio al exjefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort, el 7 de agosto de 2018.

Shanlon Wu, quien representó a Gates antes de que se declarara culpable en febrero y comenzó a cooperar con la investigación de Mueller, dijo que esperaba que la defensa concluyera su caso y pasara a los argumentos finales.

Si bien la fiscalía ha construido un caso sólido, los abogados de Manafort parecen haber planteado algunas dudas sobre el testimonio de Gates y otros testigos, dijo Wu.

"La gran pregunta es si el gobierno hizo lo suficiente para mostrar premeditación", dijo Wu, quien ya no está involucrado en el caso y dijo que estaba hablando por conocimiento de la evidencia públicamente disponible.

Si la defensa decide no llamar a ningún testigo, el tribunal puede celebrar el lunes una conferencia con los abogados para decidir qué instrucciones deben darse al jurado antes de que comiencen las deliberaciones, el juez T.S. Ellis dijo el viernes.

Los argumentos finales pueden tener lugar el martes. Ellis ordenó a cada lado limitar su exposición a dos horas.

No quedó claro si Ellis hará público el motivo de un receso inesperado el viernes que duró hasta media tarde e incluyó una larga discusión con los abogados y el juez del tribunal, cuyo contenido permanece bajo el sello.

Algunos expertos legales han especulado que puede haber sido provocada por un problema con el jurado después de que Ellis recordó al jurado en detalles inusuales y múltiples veces sobre la supuesta inocencia del acusado, la necesidad de "mantener la mente abierta" sobre el juicio y no hablar con cualquiera sobre el caso.

"Mi sensación es que probablemente tiene que ver con la mala conducta del jurado", dijo Joshua Dressler, un profesor de derecho en el estado de Ohio. Pero no fue lo suficientemente severo como para incitar al juez a declarar la nulo el juicio, dijo, y señaló que Ellis retomó el testimonio de los testigos el viernes por la tarde.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG