Enlaces para accesibilidad

Casa Blanca instruye a dos exasistentes que desafíen citaciones de legisladores demócratas


Hope Hicks, exdirectora de comunicaciones de la Casa Blanca y Annie Donaldson, exprincipal asistente de Don McGhan, exasesor legal de la presidencia, recibieron instrucciones de no cumplir con las citaciones de legisladores demócratas.

El martes, la Casa Blanca ordenó a dos exasesoras, incluida Hope Hicks la exdirectora de comunicaciones y cercana aliada del presidente Donald Trump, desafiar las citaciones de los legisladores demócratas que investigan si el presidente, obstruyó la justicia al tratar de frustrar la investigación de la injerencia rusa en la elección de 2016.

El presidente de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, dijo que a Hicks y a Annie Donaldson, exjefa de despacho del exabogado de la Casa Blanca Donald McGahn, les ordenaron que no cumplieran con las citaciones de su panel sobre los documentos de su tiempo trabajando en la Casa Blanca. Trump había bloqueado anteriormente la cooperación de McGahn con la comisión, donde se iniciaría una investigación de destitución contra Trump si los demócratas decidieran seguir adelante.

Hicks trabajó para la Organización Trump, el imperio empresarial del presidente, antes de ingresar a la política. Se desempeñó como secretaria de prensa de su campaña y luego se convirtió en directora de comunicaciones de la Casa Blanca, antes de renunciar a principios de 2018. En una ocasión, declaró ante el Congreso que dijo "mentiras blancas" en nombre de Trump.

Hope Hicks, directora de comunicaciones de la Casa Blanca en ese momento, llega a reunirse a puerta cerrada con miembros de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, en el Capitolio, en Washington, el 27 de febrero de 2018.
Hope Hicks, directora de comunicaciones de la Casa Blanca en ese momento, llega a reunirse a puerta cerrada con miembros de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, en el Capitolio, en Washington, el 27 de febrero de 2018.

Nadler dijo que Hicks ha entregado algunos documentos del tiempo que trabajó en la campaña de Trump. El panel que dirige Nadler está tratando de organizar el testimonio público de Hicks, McGahn y Donaldson.

Trump se ha comprometido a luchar contra todas las citaciones demócratas. La Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, votará la próxima semana sobre si declarar a McGahn y al fiscal general William Barr en desacato al Congreso por su desafío a las citaciones de la Comisión Judicial, y Nadler dijo que espera que Hicks y Donaldson también sean acusadas de desacato.

Donaldson fue un testigo clave de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre si Trump obstruyó la justicia. El equipo de abogados de Mueller se basó en abundantes notas que tomó sobre las interacciones de McGahn con Trump, y McGahn les dijo a los investigadores que Trump lo había encomendado a buscar el despido de Mueller. McGahn ignoró la solicitud del presidente, y más tarde dejó su trabajo en la Casa Blanca el año pasado para regresar a la práctica legal privada en Washington.

Mueller describió varios casos de supuesta obstrucción por Trump en el informe de 448 páginas publicado en abril, pero dijo que no podía presentar cargos contra el presidente debido a las restricciones del Departamento de Justicia que prohíben la presentación de cargos contra un presidente en funciones. Barr y luego el vicefiscal general Rod Rosenstein posteriormente decidieron que no se justificaban cargos criminales contra Trump.

Nadler protestó por la postura de la Casa Blanca que bloqueaba la cooperación de Hicks y Donaldson y dijo que "el presidente no tiene una base legal para evitar que estos testigos cumplan con nuestra solicitud".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG