Enlaces para accesibilidad

Fiscalía alemana ordena liberación de expresidente catalán


Periodistas aguardan frente a la prisión en Neumuesnter, norte de Alemania, el viernes, 6 de abril, de 2018, donde el expresidente catalán Carles Puigdemont será liberado bajo fianza, tras haber sido detenido en marzo.

La fiscalía de Alemania ordenó el viernes la inmediata puesta en libertad del expresidente de Cataluña tras el pago de una fianza de 75.000 euros (92.000 dólares). Carles Puigdemont podrá moverse libremente por el país a la espera de la resolución de su extradición a España.

Puigdemont proporcionó además la dirección de un domicilio en Alemania en el que residirá hasta que los jueces decidan sobre su entrega a las autoridades españolas, señaló la fiscalía de Schleswig.

“No se proporcionará información sobre su paradero actual”, explicó la fiscalía en un comunicado.

Los abogados de Puigdemont llegaron al penal de Neumuenster a primera hora del viernes, pero no estuvo claro de inmediato a qué hora saldrá en libertad. Sus seguidores dijeron que ofrecerá una conferencia de prensa más tarde en el día.

Carles Puigdemont fue arrestado en marzo en Alemania.
Carles Puigdemont fue arrestado en marzo en Alemania.

El líder independentista catalán, de 55 años, fue detenido el 25 de marzo en territorio alemán tras cruzar la frontera desde Dinamarca. España había emitido una orden europea de detención y busca su extradición por delitos de rebelión y malversación de fondos públicos para organizar un ilegalizado referéndum secesionista el año pasado.

El tribunal estatal de Schleswig dictaminó el jueves que Puigdemont no puede ser extraditado por rebelión porque la acusación equivalente en el código penal germano supone una amenaza o uso de la fuerza suficiente para doblegar la voluntad de las autoridades. Podría ser devuelto a España por el cargo de malversación.

La decisión de los jueces alemanes fue un revés para los esfuerzos de la justicia española en su intento por frenar el movimiento secesionista en la región del noreste del país. Además supone golpe embarazoso para el gobierno central conservador de Madrid, que ha insistido en que la disputa sobre la independencia de Cataluña es un asunto legal y no político, y se negó a sentarse a negociar con Puigdemont o sus partidarios desde la polémica consulta de octubre.

La vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo que el ejecutivo respetará el fallo de la justicia alemana y esperará a tener más detalles antes de decidir sus próximas acciones.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG