Enlaces para accesibilidad

Capellán de Cámara de Representantes recupera el cargo


El jesuita Pat Conroy recuperó su cargo de capellán en la Cámara de Representantes de EE.UU. tras escribir una fuerte carta al presidente de ese cuerpo legislativo Paul Ryan, indicando que su renuncia hace una semana fue porque un asistente de Ryan le pidió que lo hiciera por orden del legislador.

El asediado capellán de la Cámara de Representantes de Estados Unidos recuperó su cargo horas después de enviarle una carta al presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, que acusó a un alto asistente del personal de Ryan de decirle "algo así como 'quizás sea hora de que tengamos un capellán que no sea católico' ".

Ryan, un republicano de Wisconsin, obligó al reverendo Pat Conroy a presentar su renuncia el mes pasado, lo que desató una tormentaen el Capitolio. Ryan dijo que no estaba satisfecho con el cuidado pastoral que Conroy brindaba a los legisladores.

Pero en una declaración el jueves, Ryan, quien es católico, cambió de opinión.

"Es mi trabajo como portavoz hacer lo mejor para este cuerpo, y sé que este cuerpo no está bien atendido por una prolongada lucha por una posición tan importante", dijo Ryan.

La declaración de Ryan se produjo poco después de que Conroy entregara una carta de dos páginas que decía que nunca había "escuchado una queja sobre mi ministerio" como capellán de la Cámara. En cambio, Conroy dice que el principal asistente de Ryan, Jonathan Burks, le dijo que su jefe quería su renuncia, y citó una oración que el sacerdote hizo el año pasado, y que era potencialmente crítica con la ley de impuestos del Partido Republicano.

"Indagué si era o no por 'causa', y el Sr. Burks mencionó desdeñosamente algo así como que 'quizás sea hora de que tengamos un capellán que no sea católico'", escribió Conroy a Ryan en una carta que fue también enviada a la líder de la minoría de la Cámara, Nancy Pelosi, demócrata por California.

Ryan no abordó directamente la explosiva acusación de Conroy, diciendo: "Para ser claros, esa decisión se basó en mi deber de garantizar que la Cámara tenga el tipo de servicios pastorales que se merece".

Burks, en un comunicado emitido por la oficina de Ryan, dijo: "Estoy totalmente en desacuerdo con lo que recuerda el padre Conroy de nuestra conversación".

Conroy también escribió que Burks mencionó una oración de noviembre con respecto a la ley de impuestos del Partido Republicano que molestó a muchos republicanos.

El clérigo oró para que los legisladores se aseguren de que "no haya ganadores y perdedores bajo las nuevas leyes fiscales, sino beneficios balanceados y compartidos por todos los estadounidenses".

Conroy dijo a The New York Times la semana pasada que poco después Ryan le advirtió que "se mantenga alejado de la política". Conroy también invitó a un clérigo musulmán el año pasado para pronunciar la oración inicial, una medida que según los demócratas puede haber molestado a los conservadores republicanos.

La renuncia de Conroy desató un alboroto la semana pasada cuando se supo que le pidieron que renunciara. Legisladores católicos como los Representantes Gerald Connolly, demócrata por Virginia, Y Peter King, republicano por Nueva York, estaban particularmente molestos, especialmente después de que el legislador republicano, Mark Walker, republicano por Carolina del Norte, fuera citado en The Hill diciendo que el reemplazo de Conroy debería tener una familia, que descartaría a los sacerdotes católicos, para atender mejor las necesidades de los legisladores.

El cambio de opinión de Ryan llegó rápidamente. El Congreso está de vacaciones esta semana, pero Ryan dijo que se reuniría con Conroy a principios de la semana próxima "para que podamos avanzar por el bien de toda la Cámara".

El capellán es elegido por la Cámara de Representantes y los demócratas dicen que Ryan no tiene el poder para despedirlo.

En una presentación en Milwaukee la semana pasada, Ryan dijo: "No se trataba de política ni de oraciones, sino de servicios pastorales. Y algunos de nuestros miembros sintieron que los servicios pastorales no se servían o se ofrecían de manera adecuada ".

Pero Conroy contestó diciendo: "esta no es la razón por la que el señor Burks dio su pedido de mi 'renuncia'".

La carta de renuncia de Conroy decía que él estaba renunciando a petición de Ryan, calificando sus siete años de servicio en la Cámara de Representantes como "uno de los grandes privilegios de mi vida".

Pero el jueves, Conroy dijo: 'Deseo servir el resto de mi mandato como capellán de la casa, a menos que sea despedido' por causa '. Por favor, sean guiados en consecuencia ".

Conroy copió al abogado de New Jersey Daniel Marchese en la carta. Marchese no quiso hacer más comentarios que decir que Conroy está buscando recuperar su trabajo.

El capellán es responsable de abrir la Cámara de Representantes todos los días con una oración y ofrecer consejería a los legisladores y asistentes. Conroy es un sacerdote católico romano de la orden jesuita.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG