Enlaces para accesibilidad

Canciller de Ecuador: "propósitos políticos de desestabilización" durante protestas son "patentes"


Canciller ecuatoriano, José Valencia, durante una rueda de prensa en la Organización de los Estados Americanos

El canciller ecuatoriano, José Valencia, denunció el martes ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) los "patentes" intentos por desestabilizar su país durante las casi dos semanas de protestas que forzaron al gobierno a derogar una serie de medidas económicas de austeridad.

"Los actos violentos mostraron una gran coordinación y preparación táctica", dijo Valencia en una sesión extraordinaria del organismo. El diplomático culpó a "partidarios del expresidente Correa" de infiltrarse en las protestas, lideradas por movimientos indígenas, para hacer un "llamado a la desestabilización".

El diplomático dijo que “hay una serie de pruebas muy preocupantes” que vinculan a Venezuela con “los disturbios violentos” que tuvieron lugar “de manera paralela” a las manifestaciones lideradas por los grupos indígenas de Ecuador.

“La evidencia que tenemos es lo que hemos visto, tácticas que han sido utilizadas en otros sitios fueron replicadas en Ecuador”, dijo Valencia preguntado en una rueda de prensa sobre qué tipo de pruebas maneja la justicia ecuatoriana. Según el canciller, de las 1330 personas detenidas durante los doce días de protestas, 41 de ellas son de nacionalidad venezolana, hecho que calificó de “preocupante”.

El representante del gobierno interino de Venezuela ante la OEA, Gustavo Tarre, avaló las denuncias de Valencia, afirmando que “agentes” del gobierno en disputa de Nicolás Maduro intervinieron en Ecuador “para causar zozobra”.

Por su parte, el canciller del gobierno en disputa de Venezuela, Jorge Arreaza, calificó a través de Twitter las acusaciones de la interferencia en Ecuador de una “ridiculez” y acusó al gobierno colombiano, quien también ha denunciado la presunta injerencia venezolana en las protestas, de promover “el odio y la xenofobia”.

Las protestas, que comenzaron a principio de este mes en oposición al ‘paquetazo’ de políticas económicas acordadas por el gobierno de Moreno con el Fondo Monetario Internacional, dejaron un saldo de siete muertos y más de 1300 heridos.

Durante su intervención en la OEA, Valencia calificó el actuar de la fuerza pública ecuatoriana de “ejemplar” , dijo que no hubo uso de armas de fuego para reprimir a los manifestantes y que “no hay un solo herido” como resultado de enfrentamientos entre policía y civiles.

Sin embargo, la ONG Amnistía Internacional, denunció una “fuerte represión” contra las protestas por parte de la policía ecuatoriana e hizo eco de denuncias de “detenciones arbitrarias, uso excesivo de fuerza y torturas” durante las casi dos semanas de manifestaciones.

Durante la sesión extraordinaria de la OEA, el organismo aprobó una resolución respaldando el acuerdo entre las organizaciones indígenas y el presidente Moreno y rechazó "cualquier acción encaminada a desestabilizar" el gobierno de Ecuador.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG