Enlaces para accesibilidad

Cámara vota terminar apoyo a guerra en Yemen, en rechazo a Trump


El presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, Eliot Engel, demócrata por Nueva York (izq.), conversa con el legislador de Texas Michael McCaul, republicano de mayor rango en el panel, durante una audiencia. Washington, 13 de febrero de 2019.

La Cámara de Representantes votó el jueves a favor de poner fin a la participación estadounidense en la guerra de Yemen, rechazando el apoyo del gobierno de Trump a la campaña militar dirigida por Arabia Saudita.

El proyecto de ley ahora es enviado al presidente Donald Trump, quien se espera que lo vete. La Casa Blanca dice que la medida plantea "serias preocupaciones constitucionales" y que el Congreso carece de los votos para anularlo.

Por una votación de 247-175, el Congreso invocó por primera vez la Resolución de Poderes de Guerra, una medida que tiene décadas de antigüedad, para intentar detener un conflicto extranjero. La votación en el Senado fue de 54-46 el 13 de marzo.

"El presidente tendrá que enfrentar la realidad de que el Congreso ya no va a ignorar sus obligaciones constitucionales cuando se trata de política exterior", dijo el representante demócrata Eliot Engel, de Nueva York, presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara. Dijo que la crisis humanitaria en Yemen provocada por la guerra "exige un liderazgo moral".

La guerra de Yemen está en su quinto año. Miles de personas han sido asesinadas y millones están al borde de la inanición. Las Naciones Unidas han calificado la situación de Yemen como la peor crisis humanitaria del mundo.

El principal republicano en el comité, el representante Michael McCaul de Texas, reconoció la grave situación en Yemen para los civiles, pero se opuso al proyecto de ley y dijo que era un abuso de la Resolución de los Poderes de Guerra.

"Esta interpretación radical tiene implicaciones más allá de Arabia Saudita", dijo McCaul. Advirtió que la medida podría "interrumpir los acuerdos de cooperación de seguridad de Estados Unidos con más de 100 países".

Los demócratas superaron el intento del Partido Republicano de dividir al partido mayoritario a través de una moción procesal que involucraba a Israel justo unos minutos antes de la votación de Yemen. Los republicanos querían enmendar el proyecto de ley de Yemen con un lenguaje que condenaba el movimiento internacional de boicot y los esfuerzos para deslegitimar a Israel. Los demócratas argumentaron que la enmienda mataría la resolución de Yemen, y la mayoría de ellos votó en contra de la medida de Israel.

"Esto se trata de política, se trata de tratar de meter una cuña en este caucus donde no pertenece", dijo el representante Ted Deutch, demócrata de Florida, en medio de los aplausos de los demócratas.

Deutch describió el movimiento de boicot como una "guerra económica", pero pidió a los legisladores que voten en contra de la enmienda.

“La comunidad judía también tiene una historia de enfrentarse a atrocidades como la crisis humanitaria en Yemen. "Mis colegas están tratando de impedirnos apoyar a los derechos humanos", dijo.

La oposición a la guerra liderada por los saudíes en Yemen se unió el año pasado tras el asesinato del periodista estadounidense Jamal Khashoggi. El columnista del Washington Post fue asesinado en octubre por agentes del reino, un socio cercano de Estados Unidos, mientras se encontraba en el Consulado de Arabia Saudita en Estambul. Las agencias de inteligencia de Estados Unidos y los legisladores creen que el príncipe heredero de la corona de Arabia Saudita Mohammed bin Salman ordenó el asesinato de Khashoggi, quien había escrito artículos críticos del reino.

Los legisladores de ambos partidos han examinado las relaciones entre Estados Unidos y Arabia Saudita y han criticado a Trump por no haber condenado a Arabia Saudita con suficiente fuerza.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG