Enlaces para accesibilidad

George H. W. Bush no estará en investidura

  • Voz de América - Redacción

El republicano, de 92 años, fue intervenido el miércoles en Houston para "proteger y limpiar sus vías respiratorias.

"Podría terminar enterrado". El mensaje fue enviado el 10 de enero. Mi doctor dice que sentarme en el exterior en enero (época invernal) probablemente me pondría dos metros bajo tierra", lamentó.

El ex presidente de EE.UU. George H. W. Bush y su esposa Laura Bush "esperan con gusto representarlos" el viernes en la ceremonia de investidura de Trump en Washington, "mientras ellos continúan recuperándose en Houston".

Los médicos que tratan la neumonía de Bush, retiraron un tubo de respiración, mientras que su esposa, Bárbara, mejoró después de ser atendida por bronquitis.

George H. W. Bush, envió una carta a Donald Trump para explicar su ausencia en la ceremonia, ante sus problemas de salud.

"Barbara y yo lamentamos no poder estar allí para la asunción el 20 de enero”, anotó.

“Mi doctor dice que sentarme en el exterior en enero (época invernal) probablemente me pondría dos metros bajo tierra. Lo mismo para Barbara. Así que supongo que estamos atascados en Texas", lamentó.

El ex mandatario estadounidense le envió un mensaje al presidente electo para explicar su ausencia en la ceremonia del viernes.

Donald Trump escribió en cuenta de Twitter: “"Deseando una rápida recuperación para George y Barbara Bush, ambos hospitalizados. ¡Gracias por su maravillosa carta!", publicó el presidente electo.

Su hijo, el ex presidente George W. Bush agradeció a través de Instagram los mensajes "de amor y apoyo para mamá y papá".

"Sus oraciones están funcionando: 41 y mamá está hoy mucho mejor y luchando", dijo en sus primeros comentarios públicos sobre las enfermedades de sus padres.

El republicano, de 92 años, fue intervenido el miércoles en Houston para "proteger y limpiar sus vías respiratorias", un procedimiento que requiere sedar al paciente, tras sufrir una insuficiencia respiratoria derivada de la neumonía que padece.

La hospitalización de su mujer, de 91 años, en el mismo centro médico fue por precaución después de que la ex primera dama experimentase un cuadro de fatiga y tos.

XS
SM
MD
LG