Enlaces para accesibilidad

Brasil: siete muertos en operación de militares y policías en Río


Soldados patrullan la barriada Chapeu Mangueira de Río de Janeiro, Brasil, el jueves 21 de junio de 2018. Casi 2.000 soldados participaron en una operación sorpresa como parte de acciones de seguridad lideradas por la intervención militar de Río de Janeiro. (AP Photo / Leo Correa)

Siete personas, incluido un niño de 14 años, murieron en la violencia continua entre las unidades de policía respaldadas por el ejército y las bandas criminales de Río de Janeiro, informan reportes de prensa el jueves.

Soldados e infantes de marina vestidos de camuflaje y con rifles fueron vistos entrando y saliendo de dos vecindarios pobres, conocidos como favelas, dentro de la lujosa playa de Copacabana.

El ejército, que fue puesto a cargo de la seguridad en Río de Janeiro a principios de este año, dijo que la operación involucró a 1.800 soldados y 50 oficiales de policía.

Su objetivo era eliminar los bloqueos de carreteras levantados por las pandillas y "verificar los informes de actividades delictivas y otras conductas ilícitas", dijo en un comunicado.

La operación causó grandes atascos de tráfico en la hora punta en la concurrida área costera, pero no hubo señales de incidentes de disparos. Sin embargo, incursiones similares con frecuencia dan lugar a altos conteos de víctimas mortales, incluso entre transeúntes desarmados.

El miércoles, en una operación separada llevada a cabo en la extensa red de favelas conocida como Mare, policías respaldados por vehículos blindados se enfrentaron con narcotraficantes.

Seis personas que portaban armas, municiones y drogas fueron asesinadas, según el sitio de noticias G1. Un niño de 14 años que fue golpeado por una bala perdida murió a causa de la herida más tarde esa noche.

"El niño llegaba tarde y estaba yendo a la escuela cuando le dispararon", dijo la oficial de las escuelas municipales Fatima Barros en la televisión Globo.

Algunos informes de los medios dijeron que dispararon al niño desde un helicóptero que había volado bajo sobre la favela, pero el jueves por la noche la madre del adolescente dijo que su hijo le había dicho que había sido disparado desde un vehículo blindado.

La madre, Bruna Silva, fue citada por la agencia estatal Agencia Brasil diciendo que su hijo podría haber sobrevivido si la policía hubiera permitido que una ambulancia lo alcanzara antes.

"La ambulancia tardó una hora. No pudo entrar. La policía le dijo que se diera regresara", dijo, según la citada fuente. "Mi hijo estaba lúcido, estaba bien. Pero cuando llegó la ambulancia ya estaba rojo, pálido y frío".

La segunda ciudad más grande de Brasil, que fue sede de los Juegos Olímpicos en 2016, sufre una mezcla de creciente crimen violento y desorden financiero.

El grupo benéfico Rio de Paz dijo que otro niño de 14 años fue asesinado por una bala perdida en una favela separada en las últimas 24 horas. No estaba claro cuáles eran las circunstancias del tiroteo.

Según la organización benéfica, que trabaja estrechamente con las víctimas en todas las favelas, en lo que va de año se han asesinado ocho niños con balas perdidas en Río.

Facebook Forum

Gira de secretario Tillerson por América Latina

XS
SM
MD
LG