Enlaces para accesibilidad

Bolsonaro evoluciona “favorablemente” tras intervención quirúrgica


El presidente brasileño Jair Bolsonaro da una declaración en Brasilia el 25 de enero 2019 después del colapso de una presa cerca de Brumadinho en el sureste de Brasil.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, “evoluciona favorablemente” tras la cirugía de siete horas a la que fue sometido el lunes para retirarle la bolsa de colostomía que cargaba desde el atentado que sufrió en septiembre, informó el martes el Hospital Israelí Albert Einstein, de Sao Paulo.

El mandatario escribió el martes, en su cuenta de Twitter: "Fueron tiempos difíciles, consecuencia de un intento de asesinato que pretendía destruir no sólo a mí, sino la esperanza de muchos brasileños en un futuro mejor. Agradezco a Dios por estar vivo, a los profesionales que cuidaron de mí hasta aquí y a todos ustedes por las oraciones. Estoy bien".

Bolsonaro, que debe permanecer en la unidad de terapia intensiva hasta el miércoles, “no presentó sangrados ni cualquier otra complicación” y no tuvo tampoco un cuadro febril, precisó la institución.

El mandatario, de 63 años, sigue recibiendo analgésicos y aún no puede alimentarse por vía oral.

Por determinación médica, no está autorizado a recibir visitas.

Bolsonaro deberá permanecer hasta diez días en recuperación, pero prevé ejercer a partir del miércoles desde el hospital sus atribuciones presidenciales, transferidas por dos días a su vicepresidente, Hamilton Mourao.

Siete horas duró la cirugía en el Hospital Albert Einstein. El portavoz presidencial general Otavio Santana do Rego Barros dijo que la operación, que comenzó a las 8:30 a.m., fue un éxito.

“El procedimiento duró siete horas y se llevó a cabo sin complicaciones”, dijo Rego Barros en conferencia de prensa. “Fue una obra de arte”, agregó.
Bolsonaro llegó al hospital el domingo a la noche.

"En estos momentos, el paciente está clínicamente estable, consciente, sin dolor, en la unidad de cuidados intensivos", dijo un comunicado del centro médico.

Bolsonaro fue apuñalado en el abdomen el 6 de septiembre durante un mitin de campaña electoral en Minas Gerais. Fue sometido a una colostomía en el lugar, y al día siguiente fue trasladado al hospital paulista, donde estuvo hospitalizado durante 23 días y tuvo que ser operado por una segunda vez.

Las adherencias de las operaciones anteriores exigieron “una verdadera obra de arte” de los médicos y la operación duró siete horas, en lugar de las tres o cuatro previstas inicialmente.

El vicepresidente Hamilton Mourao se hizo cargo interinamente de la presidencia el lunes, por un período de 48 horas, a partir de las cuales Bolsonaro reanudará sus funciones como presidente desde el hospital.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG