Enlaces para accesibilidad

Brasil: Bolosonaro defiende a su hijo contra acusaciones de corrupción


El periódico O Globo informó que Flavio Bolsonaro es investigado por presunto lavado de dinero a través de la compra de dos apartamentos en el vecindario de Copacabana a un precio menor al del mercado y su posterior reventa por una ganancia significativa.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, defendió el viernes a su hijo de las acusaciones de corrupción y atacó a los fiscales del estado de Río de Janeiro que lideran una investigación sobre el supuesto lavado de dinero y el mal uso de fondos públicos del senador Flavio Bolsonaro.

La investigación dirigida al hijo mayor del presidente amenaza una de las premisas centrales de la campaña de Bolsonaro el año pasado: que solo él podría limpiar la sórdida corrupción política expuesta por las investigaciones de injerto de Brasil en los últimos años.

Flavio Bolsonaro dice que es inocente de los cargos, y calificó la investigación como una forma de venganza política de los malos actores que quieren derrocar la presidencia de su padre. El jueves, el senador pidió a la Corte Suprema que detuviera la investigación y acusó a fiscales “mal intencionados” de perseguir a su familia, un día después de que allanaron una chocolatería de la cual es copropietario como parte de una investigación sobre presuntos movimientos financieros sospechosos.

El senador niega haber cometido delito alguno, pero reportes noticiosos sobre la pesquisa han ensombrecido el primer año de Bolsonaro en la presidencia, luego de ganar las elecciones con promesas de poner fin a la corrupción. Este es un vistazo de las investigaciones en torno a la familia Bolsonaro:

La primera reacción del presidente Bolsonaro a las alegaciones detalladas de los fiscales, que se informó por primera vez el jueves, fue poner en duda los tribunales de Río y el gobierno estatal, dirigido por su antiguo aliado y ahora rival de derecha, el gobernador Wilson Witzel.

"Han estado investigando a mi hijo desde el año pasado, y todavía no han encontrado nada", dijo Bolsonaro cuando salió de su residencia en Brasilia. "¿Alguna vez has visto a los fiscales del estado de Río investigar a cualquier persona, cualquier corrupción, algún error, algún funcionario público del estado? Y Río es el estado más corrupto de Brasil".

Los fiscales de Río acusan a Flavio Bolsonaro, quien fue legislador del estado de Río hasta que se convirtió en senador federal en 2019, de ejecutar un plan de empleados fantasma mientras estaba en el cargo. Dicen que desvió parte de sus salarios para comprar dos apartamentos en el barrio de Copacabana de Río y una participación en una franquicia de tiendas de chocolate.

El plan fue dirigido por el exconductor de Flavio Bolsonaro, Fabrício Queiroz, alegan los fiscales, según documentos vistos por Reuters.

El miércoles, las autoridades de Río llevaron a cabo 24 redadas en propiedades del antiguo personal de Flavio Bolsonaro y familiares de la exesposa del presidente Jair Bolsonaro. Las redadas tuvieron lugar después de que los tribunales desestimaron una investigación que había sido congelada por la Corte Suprema de Brasil a principios de este año.

¿Por qué investigan?

Los fiscales estatales de Río de Janeiro están detrás de dos investigaciones vinculadas al senador.

La primera surgió de un reporte de un regulador financiero que señaló pagos irregulares que involucran a Fabricio Queiroz, quien era chofer de Flávio Bolsonaro cuando fue legislador estatal. La investigación también abarca acusaciones sobre que el senador pudo haber contratado empleados fantasmas como parte de su personal legislativo, el cual le entregaba parte de su salario.

Esa pesquisa procede bajo precinto, lo que significa que los fiscales no han comentado públicamente los detalles. Sin embargo, reportes de medios locales _basados en filtraciones_ señalan que los reguladores reportaron pagos de 1,2 millones de reales (unos 295.000 dólares) o más.

Bolsonaro publicó un video en su cuenta de Facebook el jueves en el que criticó lo que llamó filtraciones selectivas de información que ha manchado su imagen. Dijo que no se ha hecho ninguna acusación formal.

Los fiscales estatales también revisan una posible “falta administrativa”, con base en acusaciones de que el senador empleó en algún momento “asesores fantasmas” que no desempeñaron ningún deber parlamentario.

El periódico O Globo informó que Flávio Bolsonaro es investigado por presunto lavado de dinero a través de la compra de dos apartamentos en el vecindario de Copacabana a un precio menor al del mercado y su posterior reventa por una ganancia significativa. Esto de acuerdo con documentos de la fiscalía a los que el diario dice que tuvo acceso.

En el video de Facebook, el senador reconoció comprar las propiedades de “un grupo de inversionistas estadounidenses que abandonaban Brasil”. Señaló que tuvo la oportunidad de adquirir los apartamentos a un buen precio. “¿Tengo que comprar más caro para evitar cualquier sospecha? ¿Qué locura es esa?”, manifestó.

Según medios locales, la investigación no se detiene con el hijo del mandatario. Reportes anteriores vincularon un pago del exchofer del senador Bolsonaro a la esposa de su padre. Citando acceso a la pesquisa, diarios locales también han reportado que nueve familiares de la exesposa del presidente estaban entre los 24 objetivos de los registros de esta semana.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG