Enlaces para accesibilidad

Las encrucijadas de Evo Morales: entre la política y una orden de aprehensión


El expresidente de Bolivia, Evo Morales, está en Argentina en condición de refugiado. Desde ese país lidera la campaña del MAS, organización que lo respaldó durante 14 años en el poder.

El expresidente Evo Morales, refugiado en Argentina, enfrenta una orden de aprehensión emitida por la Fiscalía boliviana por la presunta comisión de los delitos de sedición, terrorismo y financiamiento al terrorismo.

Luego de estar casi un mes asilado en México, Morales llegó el pasado 12 de diciembre a Argentina para permanecer en calidad de refugiado.

Desde allí, y a través de Twitter, -que se ha convertido en su medio más usual de comunicación-, dijo que esta orden “no le asusta” porque la considera “injusta, ilegal e inconstitucional”.

El abogado constitucionalista, José Antonio Rivera, consultado por la Voz de América, explicó que esta orden de aprehensión es “el inicio de una acción penal en su etapa de investigaciones preliminares para lo que se requiere la presencia del incriminado y al no ser posible que él comparezca voluntariamente, se ha expedido esta orden para que lo aprehendan y lo conduzcan a la autoridad competente”.

Sin embargo, Morales insiste en que sigue siendo presidente de Bolivia, porque el Parlamento aún no ha tratado su carta de renuncia.

Al respecto, Rivera aclara que la Constitución establece la cesación de mandato por ausencia.

“No ha respetado la Constitución que él mismo promulgó, no ha respetado las leyes, prueba de ello es que no asume que en un principio él renunció al cargo, por voluntad propia abandonando sus funciones”, afirmó el experto a la VOA.

“Tiene todo el derecho de retornar al país, es más debería hacerlo para rendir cuentas”, agregó Rivera.

El analista político Rolando Tellería, consultado por la VOA valoró que Morales quiere hacer ver que todavía es presidente como una estrategia para que no pueda proceder esa orden de aprehensión.

“Concentró el poder como nunca ningún presidente antes (…) Veo que desde Argentina puede propiciar dos escenarios: generar brotes de insurreción y generar brotes de convulsión social”, asegura Tellería.

Aferrado a la política

Una grabación presentada por el gobierno de Bolivia, aparentemente muestra que Morales conversó con el dirigente sindical Faustino Yucra, acerca de bloqueos y cercos en las ciudades para impedir el ingreso de alimentos.

Morales se defendió asegurando que se trata de un montaje que busca hacerle un juicio político internacional.

El 10 de noviembre Evo Morales renunció a la presidencia de Bolivia, argumentando que estaba en curso un golpe de Estado. Su decisión ocurrió en medio de las protestas populares por denuncias de fraude electoral tras los comicios del 20 de octubre que lo ubicaron como ganador.

Su carta de renuncia fue recibida el 11 de noviembre por la Asamblea Legislativa Plurinacional.

“Antes de su renuncia, Morales diseñó una macabra estrategia: provocar un vacío de poder y en eso ver escenarios de violencia y de terror. Pretendía volver en hombros ante ese vacío de poder porque se consideraba el único y que eventualmente tenía la capacidad de pacificar el pais”, argumentó Tellería.

El analista político indica que Morales usa la victimización, que a su juicio puede ser muy favorable en política.

En México primero y ahora con más intensidad en Argentina, el expresidente no se mantiene al margen de la política. Está activo ofreciendo ruedas de prensa, declaraciones improvisadas en apariciones públicas y ha convertido en tribuna su cuenta en la red social de Twitter, donde suele criticar y acusar de golpista al gobierno de la presidenta Jeanine Áñez.

¿Cómo entender la campaña de Morales por el MAS?

Ahora en su condición de jefe de campaña del Movimiento Al Socialismo (MAS), Morales anunció una reunión en Argentina para definir a los candidatos de su partido para las elecciones generales del 2020.

“He convocado a los dirigentes departamentales. Acá en Buenos Aires haremos una reunión el 29 de este mes para emitir una convocatoria, dando lugar y fecha para elegir al candidato a presidente, y tal vez al vicepresidente más”, dijo en pasados días Morales a radio San Gabriel de La Paz.

El politólogo boliviano, Yerko Ilijic, evaluó en entrevista con la Voz de América el momento político que vive el exmandatario: “El proyecto de Evo Morales a futuro no es el MAS, el proyecto es él, es el ‘evismo’ y eso ha generado una ruptura muy fuerte dentro de lo que es el Movimiento al Socialismo, lo va a debilitar”.

Ilijic considera que también hay una posibilidad de que Morales pueda imponer a los candidatos de su partido para los próximos comicios.

El mandato constitucional de la Asamblea Legislativa Plurinacional finaliza el 22 de enero de 2020 y a menos de un mes hay posiciones encontradas sobre la posible ampliación del mandato del Legislativo.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG