Enlaces para accesibilidad

Canciller boliviano denuncia ante la OEA "intentos de desestabilización"


El canciller boliviano, Diego Pary, se encuentra de nuevo ante el Consejo Permanente de la OEA en donde denuncia a la oposición por la violencia vivida tras las elecciones presidenciales.

El ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, Diego Pary, declaró el lunes ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos sobre los hechos ocurridos en su país tras las elecciones presidenciales e hizo un llamado para que se defendiera la democracia.

El diplomático aseguró que las acciones violentas son un intento de golpe de Estado que la oposición está gestando y para apoyar su postura presentó ante el pleno unos videos en los que se observa al líder opositor Luis Fernando Camacho haciendo llamados a protestas, así como de agresiones contra ciudadanos indígenas.

"Hoy venimos a este Consejo Permanente para convocar a los países libres para que nos acompañen en la defensa de nuestra democracia", dijo Pary, quien indicó que lo que se está gestando es un golpe de Estado, impulsado por los sectores radicales del país.

Las denuncias del canciller se basan en las declaraciones hechas el sábado a los comités cívicos de Bolivia, liderados por Camacho, representante del departamento de Santa Cruz, quienes le dieron al presidente Evo Morales un plazo de 48 horas, que se cumple este lunes, para que presente su renuncia.

"Bolivia invitó a la OEA para que realice este proceso de auditoria para comprobar la veracidad de las elecciones presidenciales", dijo el canciller ante el consejo permanente.

Después de su disertación, los embajadores representantes en la OEA, opinaron sobre la situación, e hicieron un llamado a la paz y a que prevalezca la democracia.

El representante de San Vicente y las Granadinas dijo que el gobierno de Bolivia ha sido transparente y que en dos ocasiones se ha presentado ante el consejo, y que por lo tanto recomiendan esperar el resultado de las auditorías que se están llevando a cabo en estos momentos.

Por su parte, el representante del gobierno interino de Venezuela, Gustavo Tarre Briceño, solicitó que se realice una segunda vuelta, ya que esta es la mejor manera para que de una vez se determine quién es el ganador de las elecciones presidenciales y descartó que sea un intento de golpe de Estado los llamados que la oposición ha realizado.

El embajador de Estados Unidos ante la OEA, Carlos Trujillo, dijo que el presidente Evo Morales debió esperar los resultados de la auditoría e hizo un llamado a que se mantenga la paz en Bolivia.

"Estados Unidos tiene como interés apoyar el sistema democrático de Bolivia y que se escuche la voz del pueblo. Basados en las irregularidades sucedidas en las elecciones denunciadas por los observadores de la OEA, esperamos los resultados de la auditoría", dijo el embajador Trujillo.

Mientras tanto, el candidato presidencial y líder opositor de la Alianza Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, planteó como una salida a la crisis realizar nuevas elecciones, la renuncia de los vocales del Tribunal Supremo Electoral y de los tribunales departamentales, y mantener las movilizaciones ciudadanas.

"Evo Morales tiene en sus manos la pacificación del país y la salida democrática a la crisis (…) está provocando el pedido de su renuncia llevando al país a una situación límite”, dijo Mesa.

Los líderes de la oposición en Bolivia, además han enviado una carta a las Fuerzas Armadas solicitando que "estén al lado de su pueblo" en la defensa de la democracia.

Evo Morales dijo el domingo que convocaría a una reunión de emergencia con sus bases sindicales para salir al paso del ultimátum que le dieron para salir del poder.

Desde que se iniciaron las protestas, las autoridades han arrestado a 191 personas, según informes oficiales, asimismo, se han reportado 2 muertos y 60 policías heridos.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG