Enlaces para accesibilidad

Biden sigue liderando grupo de candidatos demócratas


El candidato presidencial demócrata y exvicepresidente de EE.UU., Joe Biden, habla junto a otros candidatos durante el primer debate demócrata organizado por NBC News en el centro Adrienne Arsht para las Artes Escénicas, en Miami, Florida, el 27 de junio de 2019.

Un campo lleno de candidatos presidenciales demócratas se enfrentará en una segunda ronda de debates el martes y miércoles por la noche en EE.UU., con 20 contendientes que buscan un momento decisivo para demostrar que son la mejor esperanza del partido para derrotar al presidente Donald Trump en las elecciones de 2020.

Los dos debates con 10 candidatos cada uno se llevan a cabo seis meses antes de las primeras contiendas de nominación presidencial del Partido Demócrata a principios del próximo año. Pero los debates en el escenario de un teatro en Detroit, Michigan, el corazón de la industria automotriz del país, y televisados a nivel nacional por CNN podrían resultar cruciales tanto para ganar terreno, forzando a los retadores más débiles a salir de la carrera antes del próximo debate a mediados de septiembre, como al solidificar la lista de favoritos.

Al igual que antes de la primera ronda de debates hace un mes, las encuestas nacionales muestran al exvicepresidente Joe Biden como la principal opción entre los votantes demócratas. Algunos seguidores del partido dicen que es la opción más moderada, de centro izquierda y políticamente segura para enfrentarse al impredecible Trump, cuya base populista de votantes conservadores sigue siendo fuerte. Una nueva encuesta nacional de la Universidad de Quinnipiac muestra a Biden liderando el grupo con el 34% de demócratas e independientes que se inclinan por los demócratas, seguidos por los senadores Elizabeth Warren de Massachusetts con el 15%, Kamala Harris de California con el 12% y Bernie Sanders de Vermont con el 11%.

Pero hay interrogantes sobre la posición de Biden, como si a los 76 años es demasiado viejo para liderar el país, a pesar de que Trump tiene 73 años, y si los votantes demócratas quieren un candidato con opiniones más progresistas que Biden sobre atención médica, prevención del delito, inmigración en la frontera entre Estados Unidos y México y otros asuntos. Algunos analistas creen que la alta posición de Biden en las encuestas nacionales es, al menos en parte, un reflejo del reconocimiento del nombre, de sus cuatro décadas en la escena nacional de EE.UU. como senador, dos elecciones fallidas para la presidencia y dos períodos como vicepresidente junto al expresidente Barack Obama.

Biden lució todo menos como el favorito en el primer debate, una presencia oxidada, vacilante y sorprendida por las preguntas de Harris. Ella atacó su oposición de hace tres décadas a un programa que obligaba a los niños en edad escolar a usar los buses de las escuelas públicas para acudir a clases, con el fin de desegregarlas racialmente. Harris dijo que ella, como mujer negra e hija de una madre india y un padre jamaiquino, se benefició de un programa de autobuses para asistir a una mejor escuela en California.

Biden luchó para defenderse, e incluso en un momento se interrumpió abruptamente cuando le estaba respondiendo, y dijo: "Se me acabó el tiempo".

Biden, que el miércoles volverá a estar en el escenario de debate con Harris, promete una actuación más sólida y dijo: "No voy a ser tan educado esta vez".

En el mismo escenario, es probable que Biden enfrente un desafío del senador Cory Booker, un ex alcalde afroamericano de Newark, Nueva Jersey.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG