Enlaces para accesibilidad

Matan en Italia a tunecino buscado por ataque en Berlín

  • Voz de América - Redacción

El fugitivo usaba al menos seis nombres diferentes y tres nacionalidades en sus viajes por Europa.

Dos policías lo enfrentaron en un retén rutinario en las afueras de Milán.

El hombre tunecino buscado por el ataque a un mercado navideño en Berlín murió este viernes en la madrugada cerca de Milán, Italia al enfrentarse a la policía en un retén rutinario, según dijeron las autoridades italianas..

El ministro del Interior italiano, Marco Minniti, dijo que Anis Amri fue detenido a eso de las 3:30 de la madrugada cuando dos policías le pidieron sus documentos en la Piazza I Maggio en el barrio Sesto San Giovanni del área metropolitana de Milán.

De acuerdo a Minniti, Amri sacó una pistola de su mochila y le disparó a uno de los oficiales antes de ser abatido a tiros por el otro agente.

Su identidad fue confirmada por medio de las huellas dactilares. “No hay absolutamente ninguna duda que la persona muerta es Anis Amri”, dijo el ministro.

El agente herido fue llevado a un hospital donde se recupera.

La noticia de la muerte de Amri fue recibida con alivio en Alemania, donde un portavoz del ministerio alemán del Interior dijo que aunque aún no reciben notificación oficial de Italia, un oficial alemán de enlace en Roma ya había sido informado de los acontecimientos.

No está claro todavía desde cuando Amri, de 24 años, había llegado a Italia desde Berlín. Las autoridades alemanas emitieron una orden de captura el miércoles, dos días después del ataque, luego de haber encontrado documentos de identidad bajo su nombre en la cabina del camión con el que presuntamente atropelló y mató a por lo menos 12 personas y dejó heridas a docenas más.

El fugitivo usaba al menos seis nombres diferentes y tres nacionalidades en sus viajes por Europa.

Salió de Túnez al comienzo de la Primavera Árabe de 2011 y vivió en Italia, donde pasó tres años y medio en prisión por prender un fuego en un centro de refugiados y hacer amenazas.

Mientras estuvo preso fue transferido constantemente a otras prisiones sicilianas por su mala conducta, por amenazar a sus compañeros y por tratar de iniciar una insurrección.

Los italianos intentaron deportar a Amri, pero aunque enviaron sus huellas y su foto al consulado tunecino, las autoridades allí nunca lo quisieron reconocer como su ciudadano. Luego lo soltaron y le dieron siete días para abandonar el país.

La muerte de Amri tiene lugar justo cuando la policía alemana dijo haber frustrado un nuevo ataque terrorista contra un centro comercial en la ciudad de Oberhausen, por el que dos hermanos originarios de Kosovo, uno de 28 años y el otro de 31, fueron arrestados.

Su opinión

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG