Enlaces para accesibilidad

Informe de fiscal especial no encuentra evidencia que Trump coludió con Rusia


El presidente de EE.UU. Donald Trump reacciona a la publicación del informe del fiscal especial que concluye que no coludió con Rusia, pero tampoco lo exonera.

La investigación del fiscal especial Robert Mueller no encontró evidencia de que el presidente Donald Trump, su campaña o sus asociados conspiraron o coordinaron con Rusia para interferir en las elecciones presidenciales de 2016, según un resumen publicado el domingo por el fiscal general William Barr.

Sobre el tema de la obstrucción de la justicia por parte de Trump, el informe de Mueller "no concluye que el presidente cometió un delito, tampoco lo exonera", dijo Barr en su resumen, incluido en una carta de cuatro páginas del Departamento de Justicia entregada este domingo al Congreso.

La carta asegura que la evidencia recolectada "no es suficiente para establecer" que el presidente cometió obstrucción, por lo que Mueller no llegó a ninguna conclusión y dejó al Departamento de Justicia tomar la decisión de si se había cometido algún delito.

"Para cada una de las acciones relevantes investigadas, el informe presenta evidencia en ambos lados de la pregunta y deja sin resolver lo que el fiscal especial considera como 'asuntos difíciles' de ley y hechos sobre si las acciones y la intención del presidente podrían ser vistas como una obstrucción”, escribió Barr.

El resumen entregado por Barr también dice que Mueller no encontró que la campaña de Trump o sus asociados "conspiraron o coordinaron" con Rusia en sus esfuerzos por influir en las elecciones de 2016.

Barr y el vicefiscal Rod Rosenstein, quien nombró a Mueller y supervisó gran parte de su trabajo, estuvieron durante nueve horas el sábado revisando la investigación de dos años de Mueller sobre los esfuerzos de Rusia para que Donald Trump fuera electo presidente.

Antes de emitir su carta, Barr, Rosenstein y sus ayudantes principales regresaron al Departamento de Justicia el domingo por la mañana revisando el esperado informe de Mueller mientras crecían las llamadas desde la Cámara de Representantes, liderada por los demócratas, para una publicación casi completa de todos los hallazgos de la investigación del fiscal especial, evidencia y otros materiales subyacentes.

También puede leer: Congreso no verá informe de Mueller el sábado.

Bajo las regulaciones del Departamento de Justicia, Barr estaba facultado para decidir cuánto divulgar públicamente. Barr había dicho que quería dar a conocer todo lo que pueda bajo la ley.

"Completamente exonerado"

Como primera respuesta de la Casa Blanca desde que se hizo público la entrega del informe el viernes en la tarde, la secretaria de prensa Sarah Sanders indicó en su cuenta de Twitter que los hallazgos son una "total y completa exoneración" para Trump.

"El fiscal especial no encontró ninguna colusión y no encontró ninguna obstrucción. El fiscal Barr y el vicefiscal Rosenstein además encontraron que no había obstrucción. Los hallazgos del Departamento de Justicia son una total y completa exoneración del presidente de EE.UU".

Trump, quien se encontraba en su resort en Mar-A-Lago, en Palm Beach, Florida, tuiteó por primera vez desde el viernes, además de los buenos días más temprano, que: "No hay colusión, no hay obstrucción, completa y total EXONERACIÓN ¡Mantengamos EE.UU. grande".

Durante un breve encuentro con los periodistas poco después, Trump aseguró que: "Después de una larga mirada, después de una larga investigación, después de que tantas personas han sido lastimadas, después de no mirar al otro lado donde ocurrieron muchas cosas malas ... se acaba de anunciar que no hubo colusión con Rusia", dijo Trump llamando a las alegaciones de colusión, "la cosa más ridícula de la historia".

"Es una pena que nuestro país haya tenido que pasar por esto. Para ser honesto, es una pena que su presidente haya tenido que pasar por esto", agregó.

Trump ha negado cualquier tipo de colusión con Moscú y calificó la pesquisa de “caza de brujas”. Las conclusiones de Mueller sobre la intromisión rusa representan una gran victoria para Trump, cuya Casa Blanca en los últimos dos años ha sido consumida por preguntas sobre si había ganado las últimas elecciones presidenciales con la ayuda de una potencia extranjera.

Durante la campaña de 2016, Trump pidió públicamente a Rusia que tratara de encontrar correos electrónicos faltantes de su oponente, Hillary Clinton. Sin embargo, el informe de Mueller aparentemente excluyó ese tipo de exhortación, limitando su definición de coordinación a un acuerdo "tácito o expreso" entre la campaña y el gobierno ruso.

El fiscal especial ha presentado cargos contra 34 personas y tres compañías durante su pesquisa, que ha seguido a Trump durante casi dos años y ha atrapado a su familia y colaboradores cercanos.

Ya ha obtenido declaraciones de culpabilidad o condenas de cinco figuras clave en la órbita de Trump y ha condenado a un sexto por una variedad de delitos, incluidos algunos por mentir sobre sus contactos con Rusia durante la campaña electoral o justo antes de que Trump asumiera el cargo en enero de 2017.

Según la política de larga data del Departamento de Justicia, los presidentes de Estados Unidos no pueden ser acusados mientras se desempeñan en el cargo, pero pueden enfrentar cargos una vez que dejan el poder.

Barr, quien asumió el cargo en febrero, fue nombrado por Trump luego de despedir en noviembre a su predecesor Jeff Sessions.

Reacciones

La respuesta demócrata vino por parte del senador Chuck Schumer y la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi. En un comunicado, afirman que la carta de Barr deja tantas interrogantes como las que responde.

“Dados los antecedentes públicos del señor Barr de parcialidad contra la indagación del fiscal especial, no es un observador neutral y no se encuentra en una posición que le permita hacer resoluciones objetivas acerca del informe”, afirmaron.

Los republicanos tampoco tardaron en reaccionar a la noticia y en favor de Trump, asegurando que había logrado ser absuelto de las acusaciones.

El presidente del Comité Judicial del Senado, Lindsey Graham, republicano por Carolina del Sur, quien jugó golf la tarde del domingo en Florida con el presidente, dijo en un comunicado: "Buen día para el imperio de la ley. Gran día para el presidente Trump y su equipo".

"La nube que se cernía sobre el presidente Trump ha sido eliminada por este informe", agregó Graham. "Un mal día para aquellos que esperan que la investigación de Mueller derrote al presidente Trump".

El líder de la minoría en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, dijo que "está muy claro, sin lugar a dudas, no hubo colusión ... Este caso está cerrado".

El representante de Georgia Doug Collins, el principal republicano en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, dijo que la carta de Barr debería "asegurar a todos los estadounidenses que no hay colusión entre Rusia y Donald Trump o su campaña".

"La investigación del fiscal especial fue larga, exhaustiva y concluyente: no hubo colusión. No hay crisis constitucional", agregó Collins. "Como dice el informe, 'la evidencia no demuestra que el presidente estuvo involucrado en un crimen subyacente relacionado con la interferencia rusa en la elección".

Collins también instó al presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, a "repensar" la investigación del comité y cambiar a centrarse en temas como la reforma de la inmigración y la justicia penal.

También puede leer: Eventos clave en la investigación de Mueller.

El presidente del comité judicial de la Cámara de Representantes, el legislador demócrata Jerrold Nadler, y el senador republicano por Florida Marco Rubio dijeron en una entrevista con NBC el domingo en la mañana que el reporte de Mueller debería hacerse público para que pueda cumplir su función.

"Él (Mueller) nos dio un reporte. Él habla a través del reporte. Si el reporte contesta todas nuestras preguntas no habrá necesidad de llamarlo", indicó Nadler al ser cuestionado sobre la posibilidad que el Comité que preside llame a testificar al fiscal especial.

Por su parte, Rubio, quien pidió transparencia, es entusiasta de ver todo el informe y evaluar cómo fue llevada la investigación.

Después de recibir el resumen de Barr, Nadler tuiteó que el Departamento de Justicia le había enviado una "muy breve carta" en la que había decidido "no hacer un juicio político".

El presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara Representantes Adam Schiff también se refirió al informe el domingo en la mañana con ABC e indicó que había sido un error “confiar en respuestas escritas por el presidente” en vez de interrogarlo en persona.

“Si de verdad quieres la verdad, tiene que hacer que las personas juren, y eso se debió haber hecho”, aseguró el demócrata.

Defendió su posición que existe “evidencia significante de colusión” entre la campaña del presidente Trump y el Kremlin.

“Hay una diferencia entre recopilar evidencia de colusión y si el fiscal especial concluyó que puede probar más allá de la duda razonable el cargo criminal de conspiración”, indicó Schiff.

Sin embargo, indicó que esa decisión la dejaba a Mueller pues confiaba en él y que los estadounidenses le debían su gratitud por concluir su investigación “tan profesionalmente como ha sido”.

Además de la investigación de Mueller, Trump se enfrenta a numerosas investigaciones presentadas por demócratas en la Cámara de Representantes, junto con investigaciones penales federales en Nueva York de sus asuntos comerciales como un magnate inmobiliario antes de postularse para presidente y la financiación de su comité inaugural.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG