Enlaces para accesibilidad

Bachelet nominada como jefa de DDHH de la ONU


ARCHIVO- En esta foto del 8 de junio de 2015, la expresidenta de Chile, Michele Bachelet, reconoce los aplausos después de ser nombrada doctora Honoris Causa por el presidente de la Universidad Sorbonne, Carle Bonafous Murat, durante una ceremonia en la Universidad de la Sorbona, en París. (AP Photo / Remy de la Mauviniere)

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, eligió el miércoles a la expresidenta chilena Michelle Bachelet para ser la próxima alta comisionada para los derechos humanos de la organización, un cargo de gran repercusión que suele provocar controversias.

El portavoz adjunto de la ONU, Farhan Haq, anunció en un comunicado el nombramiento de Bachelet, que debe ser ratificado por la Asamblea General de 193 miembros.

Según diplomáticos, la subsecretaria general Amina Mohammed comunicó el martes la decisión de Guterres a un grupo de embajadores. La designación de Bachelet fue anunciada después de las consultas que Mohammed sostuvo el miércoles con los titulares de los grupos regionales de la ONU.

Reacciones

El actual alto comisionado de la ONU para Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, dijo a la Voz de América sobre el nombramiento: "Lo recibimos con gusto. Conozco a Michelle de muchos años. En cuanto lo confirme la Asamblea General comenzaremos a trabajar en la transición. Y es una noticia maravillosa".

Si la ratifican como jefa de derechos humanos, lo que es prácticamente seguro, Bachelet sucedería a Al-Hussein, un diplomático y miembro de la familia real jordana cuyo mandato finaliza el 31 de agosto.

En una conferencia de prensa de despedida la semana pasada, Al-Hussein defendió sus críticas francas de los abusos cometidos por decenas de países, desde Myanmar hasta Hungría, desde Estados Unidos hasta Siria. Insistió en que su oficina "no deshonra a los gobiernos, éstos se deshonran a sí mismos".

Añadió que en la tarea de alto comisionado de los derechos humanos, "el silencio no te gana el respeto de nadie".

Dijo que le dará a su sucesor los mismos consejos que su antecesora, Navi Pillay, le dio a él: "Sé justo y no discrimines a ningún país", y "trabaja desde el primer día".

La embajadora de EE.UU. ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, habla en The Heritage Foundation sobre la retirada estadounidense del Consejo de Derechos Humanos de los Estados Unidos, en Washington, el miércoles 18 de julio de 2018. (AP Photo / Cliff Owen)
La embajadora de EE.UU. ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, habla en The Heritage Foundation sobre la retirada estadounidense del Consejo de Derechos Humanos de los Estados Unidos, en Washington, el miércoles 18 de julio de 2018. (AP Photo / Cliff Owen)

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, se pronunció en un comunicado, sobre la nominación de Bachelet, en el que indica que su país se retiró del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, "en parte debido a la omisión constante del Consejo de abordar los abusos extremos contra los derechos humanos en el Hemisferio Occidental, en particular en Venezuela y Cuba".

Señala Haley, que las fallas del Consejo de Derechos Humanos hacen que la elección de un nuevo Alto Comisionado para los Derechos Humanos sea aún más importante, porque el Comisionado "puede tener una voz fuerte sobre estos asuntos críticos, incluso cuando el Consejo de Derechos Humanos no cumple con su nombre".

La embajadora agrega que "corresponde" a Bachelet, "evitar los fracasos del pasado", y recuerda que "la ONU no ha abordado adecuadamente las principales crisis de derechos humanos en Irán, Corea del Norte, la República Democrática del Congo y otros lugares, ni ha detenido su obsesión crónica y desproporcionada con Israel".

Nikky Haley dice que "depende" de Michelle Bachelet hablar en contra de estos fracasos "en lugar de aceptar el status quo", y concluye diciendo "Esperamos que ella lo haga (porque) Estados Unidos lo hará".

En esta foto del 12 de agosto de 2016, Lorena Pizarro, presidenta de una asociación de familiares de detenidos desaparecidos durante la dictadura del general Augusto Pinochet, encabeza una protesta para exigir el cierre de la cárcel de Punta Peuco frente al palacio presidencial La Moneda en Santiago, Chile. Foto: AP/Esteban Félix.
En esta foto del 12 de agosto de 2016, Lorena Pizarro, presidenta de una asociación de familiares de detenidos desaparecidos durante la dictadura del general Augusto Pinochet, encabeza una protesta para exigir el cierre de la cárcel de Punta Peuco frente al palacio presidencial La Moneda en Santiago, Chile. Foto: AP/Esteban Félix.

En Santiago, Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Detenidos Desaparecidos de Chile, recordó que "nosotros como organización hemos tenido serias diferencias con el actuar de la expresidenta Bachelet en materia de derechos humanos".

Aunque activistas de derechos humanos y parientes de víctimas de la dictadura militar (1973-1990) pidieron en repetidas ocasiones que cerrara una cárcel especial para criminales de lesa humanidad, Bachelet no lo hizo.

Pizarro añadió que desde el retorno a la democracia, "no ha habido voluntad política para enfrentar la necesaria y justa demanda de verdad y justicia".

Por otro lado, Samuel Fernández, experto en derecho internacional, calificó el nombramiento de Bachelet como "una distinción doble: una a ella por lo que representa" y otra para Chile.

Bachelet, socialista y madre soltera que fue encarcelada durante la dictadura de derecha del general Augusto Pinochet, se convirtió en pediatra y política.

Antes del anuncio, Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch, había dicho en un comunicado que "si la seleccionan, Bachelet asumirá uno de los cargos más difíciles del mundo en un momento en que los derechos humanos están bajo constante ataque".

"Como víctima, ella aporta una perspectiva única al papel sobre la importancia de una vigorosa defensa de los derechos humanos", declaró Roth. "Las personas en el mundo confían en que sea una defensora pública y enérgica, en especial donde los infractores son poderosos".

Carrera

Bachelet ha sido una destacada activista por los derechos de las mujeres.

Bachelet fue la primera presidenta de Chile, de 2006 a 2010. Después el entonces secretario general Ban Ki-moon la designó para presidir ONU Mujeres, una agencia creada por la Asamblea General en 2010 para combinar cuatro organismos de la ONU que promueven la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

En 2013, Bachelet regresó a Chile y fue elegida para un segundo mandato presidencial de 2014 a 2018.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG