Enlaces para accesibilidad

Australia, Irlanda, Moldova y OTAN expulsan a diplomáticos rusos


El canciller ruso, Sergey Lavrov, indicó que las expulsiones de diplomáticos rusos por el envenenamiento de un ex espía ruso en Gran Bretaña han seguido al "chantaje" de Estados Unidos.

Más países se unieron el martes a la lista de naciones, que en solidaridad con el ataque neurotóxico a un exespía ruso y a su hija en Gran Bretaña, decidieron también expulsar a funcionarios rusos de sus territorios.

El primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, criticó la conducta "imprudente y deliberada" de Rusia que perjudica la seguridad global y viola las normas contra el uso de armas químicas.

En un comunicado señaló el martes que los dos diplomáticos expulsados son oficiales de inteligencia no declarados y se les ha otorgado siete días para abandonar Australia.

La embajada rusa en Canberra dijo que la decisión era lamentable y pone en peligro la relación bilateral.

"Es asombroso con qué facilidad los aliados de Gran Bretaña lo siguen ciegamente en contra de las normas del diálogo bilateral civilizado y las relaciones internacionales, y en contra del sentido común".

En los últimos días varios países de occidente han expulsado a más de 130 diplomáticos rusos.

De igual manera, el ministro de Relaciones Exteriores de Moldova ordenó la expulsión de tres diplomáticos rusos y convocó al embajador ruso para comunicarle su decisión.

En u comunicado, Moldova expresó que el ataque en mención era “una amenaza para la seguridad colectiva y el derecho internacional”.

El gobierno prooccidental de Moldava busca relaciones más estrechas con Estados Unidos y la Unión Europea.

Por su parte, Irlanda hizo lo mismo. El ministro de Relaciones Exteriores, Simon Coveney, indicó que expulsaba a un diplomático ruso en respuesta al ataque contra el exespía, Sergei Skripal y su hija Yulia considerando el ataque con una arma química “impactante y aborrecible”.

OTAN también se solidariza

El secretario general de la OTAN, Jen Stoltenberg, manifestó que la avalancha de expulsiones de diplomáticos rusos por parte de miembros de la alianza muestra a Moscú que su comportamiento en la anexión de la península de Crimea de Ucrania “tiene costos”.

Stoltenberg anunció la expulsión de siete empleados rusos en la misión de la alianza y el rechazo de tres acreditaciones más, reduciendo la dotación de personal diplomático de Rusia de 30 a 20.

Stoltenberg dijo que “de hecho creo que Rusia ha subestimado la unidad de los aliados de la OTAN ''.

Rusia no es miembro de la OTAN. Stoltenberg dice que, a pesar de las expulsiones, Rusia todavía tendrá una misión diplomática de 20 personas en la sede de la alianza en Bruselas y eso le permitirá a Rusia mantener contactos esenciales con los miembros de la OTAN.

Rusia responde

Por otro lado, el canciller ruso, Sergey Lavrov, indicó que las expulsiones de diplomáticos rusos por el envenenamiento de un ex espía ruso en Gran Bretaña han seguido al "chantaje" de Estados Unidos.

El ministro Lavrov agregó el martes en un viaje a Uzbekistán que Estados Unidos ha aplicado “presión colosal, chantaje colosal, que se ha convertido en el principal instrumento de Washington en la arena internacional ''.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG