Enlaces para accesibilidad

Policía cree que está ante atacante en serie tras nueva explosión en Austin


Una camioneta de la división de crimen de la Policía llega al sitio de la mortal explosión del domingo, 18 de marzo, de 2018, en Austin, Texas.

“Claramente estamos frente a lo que esperamos sea un atacante en serie en este momento”, dijo el lunes el jefe de Policía de Austin, Texas, Brian Manley, tras la muerte de dos personas el domingo por la noche en una explosión.

Investigadores han encontrado similitudes en el dispositivo que explotó el domingo por la noche en Austin y en tres explosiones previas en la ciudad este mes, dijo el jefe policial.

Los residentes de un vecindario del suroeste de Austin, Texas, buscaron refugio en sus casas el lunes después de que la policía dijo que la explosión de una bomba, posiblemente provocada por un cable, el domingo por la noche, hirió a dos hombres, en la más reciente de una serie de explosiones misteriosas y en ocasiones mortales.

Las autoridades trabajan para determinar si la explosión estuvo conectada a tres atentados este mes que mataron a dos personas, hirieron a otras dos y alimentaron el miedo en la capital de Texas.

Esos ataques involucraron paquetes sospechosos en las puertas. El paquete del domingo aparentemente se dejó al costado de una calle.

Los dos heridos el domingo son de raza blanca, a diferencia de las víctimas en previos ataques que fueron negros o hispanos.

"Hay indicios de que estaba relacionado con los primeros tres", dijo el lunes el alcalde Steven Adler.

El jefe de policía Brian Manley instó a los residentes a menos de un kilómetro de la explosión en Dawn Song Drive a permanecer adentro hasta al menos las 2 p.m. hora local del lunes para que la policía pueda "garantizar que el vecindario esté seguro".

"Es muy posible que este dispositivo sea un dispositivo que fue activado por alguien que maneja, o entra en contacto con un cable trampa", dijo Manley. "Eso cambia las cosas", indicó.

El 2 de marzo, un paquete bomba estalló en una casa del este de Austin y murió un hombre de 39 años. El 12 de marzo, dos paquetes bomba estallaron en otras partes de la ciudad con resultado de una persona de 17 años fallecida, su madre herida, al igual que una mujer de 75 años.

La explosión del domingo ocurrió horas después de que las autoridades aumentaran 50.000 dólares para un total de 115.000 dólares la recompensa por información que conduzca al arresto del responsable de los tres primeros estallidos.

Las autoridades consideran que los anteriores bombazos están relacionados y podrían tratarse de crímenes de odio, aunque sin descartar ningún motivo posible. Las autoridades han efectuado 236 entrevistas en el seguimiento de 435 pistas.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG