Enlaces para accesibilidad

Gran Bretaña vuelve a compartir inteligencia con EE.UU.

  • Voz de América - Redacción

Tributos de flores, globos y mensajes de condolencia en honor de las víctimas del ataque en el estadio de Manchester, luego del ataque terrorista que dejó 22 muertos y más de 60 heridos. Mayo 25, 2017.

La policía británica anunció que ha reanudado el compartimiento de inteligencia sobre el ataque terrorista de Manchester con sus contrapartes de Estados Unidos.

Gran Bretaña había suspendido el intercambio de información después de que detalles de la investigación de Manchester, incluidas fotos de partes de los explosivos del ataque, aparecieron en la prensa estadounidense.

El alcalde de Manchester, Andy Burnham dijo el jueves a la BBC que las filtraciones fueron “arrogantes”. Un día antes, la secretaria de Seguridad Interior, Amber Rudd, las calificó de “irritantes” y advirtió a Estados Unidos que “no deberían volver a suceder”.

Los datos habían sido compartidos con el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos y otras agencias de inteligencia.

La noticia enfureció a las autoridades británicas, y la primera ministra Theresa May trató el tema de las filtraciones con el presidente Donald Trump durante la Cumbre de la OTAN, este jueves.

El anuncio sobre la reanudación del compartimiento de datos de inteligencia lo hizo Mark Rowley, el máximo funcionario británico de contraterrorismo.

"Tras haber recibido nuevas garantías, estamos ahora trabajando estrechamente con nuestros socios clave de todo el mundo, incluyendo los de la alianza de inteligencia Five Eyes (Cinco Ojos)".

La alianza mencionada incluye a Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Más sobre atacante suicida

Una pariente de Salman Abedi, el presunto atacante suicida de Manchester, dijo que el joven de 22 años se radicalizó luego de la muerte de un amigo que fue apuñaleado el año pasado.

La mujer, que habló con The Associated Press, a condición de no ser identificada debido a lo delicado del asunto y a preocupaciones por su seguridad, señaló que Abedi se quejó de ser maltratado en Gran Bretaña y le molestaba que parecíera que nadie se había indignado por el asesinato de su amigo.

Abedi, dijo la fuente, se refería a los británicos como infieles que son injustos con los árabes.

El atentado con bomba en el estadio de Manchester causó la muerte a 22 personas en un concierto de la estadounidense Ariana Grande.

Habló con su madre

En Libia, un vocero de la fuerza antiterrorismo dijo que Salman Abedi llamó a su madre por teléfono horas antes del ataque y le pidió que le perdone.

Ahmed bin Salem, vocero de la Fuerza Especial de Disuasión dijo que la madre de Abedi y tres de sus hermanos en Libia fueron citados a declarar. Uno de los hermanos del sospechoso, Hashim (18), y el padre de Abedi, fueron arrestados en Trípoli, el miércoles.

Bin Salem indicó que los investigadores en LIbia piensan, basados en lo que Hashim Abedi les dijo, que Salman "actuó solo". Hashim les dijo también que su hermano aprendió a fabricar explosivos en el internet y quería buscar "una victoria para el Estado Islámico".

En Turquía, un funcionario confirmó que Abedi pasó por Estambul y Dusseldorf en Alemania, cuando viajó a Gran Bretaña, pero no indicó desde qué país había iniciado el viaje.

Continúa investigación

Mientras tanto, la policía británica detuvo a otras dos personas y registró un inmueble en Manchester supuestamente relacionado con el ataque.

Hasta el momento hay ocho hombres detenidos en relación con el ataque del lunes. Una mujer fue detenida el miércoles por la noche y liberada más tarde sin cargos.

Las autoridades también registraron el jueves por la mañana una propiedad en la ciudad, en la zona de Moss Side, y realizaron una explosión controlada.

Gran Bretaña mantiene su nivel de amenaza terrorista en “crítico”, lo que implica que un nuevo ataque podría ser inminente, mientras la policía trabaja contrarreloj para descubrir la red en torno a Salman Abedi, que se cree detonó la bomba.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG