Enlaces para accesibilidad

Ataque en Mali deja al menos 95 muertos y 19 desaparecidos


La violencia entre las comunidades ha aumentado de manera constante en el centro de Malí durante los últimos años, agravada por la presencia de extremistas islámicos que se han trasladado al sur desde sus bastiones en el árido norte.

Unos atacantes desconocidos mataron al menos a 95 personas en la aldea étnica Dogon durante la madrugada del lunes, en lo que sería la última masacre para desestabilizar el centro de Mali, dijo el lunes un funcionario del gobierno.

No hubo una demanda inmediata de responsabilidad por el ataque, aunque las tensiones han sido altas desde que la milicia étnica Dogon fue acusada de llevar a cabo una masacre en una aldea étnica en Peuhl en marzo.

Youssouf Toloba, quien lidera la milicia Dogon conocida como Dan Na Ambassagou, negó que sus combatientes llevaron a cabo el derramamiento de sangre de marzo que dejó al menos 157 muertos. Sin embargo, algunos líderes de Peuhl se han comprometido a llevar a cabo ataques de represalia.

Amadou Sangho, portavoz del Ministerio de Seguridad del Interior, dijo que otras 19 personas estaban desaparecidas luego de que la aldea Dogon de Sobane fue atacada alrededor de las 3 a.m. del lunes. El pueblo se encuentra en la comuna de Madougou, el corazón de la milicia Dogon a quien se atribuye el ataque de marzo que ha sido el más letal hasta el momento.

La violencia entre las comunidades ha aumentado de manera constante en el centro de Malí durante los últimos años, agravada por la presencia de extremistas islámicos que se han trasladado al sur desde sus bastiones en el árido norte.

Los Peuhl están acusados de trabajar junto a jihadistas de la organización del Estado islámico del Gran Sahara para atacar las aldeas Dogon y evitar que los residentes cultiven sus tierras.

Los Peuhl, a su vez, han alegado que los Dogones están colaborando con los militares de Malí, aunque no hay una señal concluyente de apoyo estatal.

Human Rights Watch ha dicho que la milicia de Dan Na Ambassagou ha sido implicada en decenas de ataques mortales durante el año pasado y que el presidente de Malí ha prometido eliminarlo.

El gobierno de Mali debe abordar el armado de grupos étnicos de autodefensa y la proliferación de armas en el centro de Malí o "hay un alto riesgo de una mayor escalada que podría llevar a la comisión de delitos atroces", dijo el secretario general de las Naciones Unidas en su último informe sobre Mali a fines del mes pasado.

El malestar en el centro de Mali ha desplazado a unas 60.000 personas, escribió el secretario general Antonio Guterres, y agregó que estaba "consternado" por el aumento de la violencia y su efecto en los civiles.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG