Enlaces para accesibilidad

Atacante de sinagoga detenido sin derecho a fianza


Una persona observa las Estrellas de David colocadas frente a la sinagoga Tree of Life (Árbol de la Vida), escritas con los nombre de las víctimas del letal tiroteo del sábado en Pittsburgh, Pensilvania. Oct. 29 de 2018.

Encadenado y en silla de ruedas, el hombre acusado de matar a tiros a 11 personas en una sinagoga de Pittsburgh escuchó sin inmutarse y en gran parte en silencio la decisión del juez en una corte federal, que ordenó sea mantenido en detención sin derecho a fianza, por el ataque más letal contra la comunidad judía de Estados Unidos.

Robert Bowers, de 46 años, quien resultó herido en un tiroteo con la policía en la sinagoga el sábado, reconoció los 29 cargos, que podrían llevar a su ejecución si es declarado culpable.

Una foto sin fecha del Departamento de Transporte de Pensilvania muestra a Robert Bowers, el sospechoso del tiroteo mortal en la Sinagoga Tree of Life (Árbol de la Vida) en Pittsburgh el sábado 27 de octubre de 2018. (Departamento de Transporte de Pennsylvania a través de AP).
Una foto sin fecha del Departamento de Transporte de Pensilvania muestra a Robert Bowers, el sospechoso del tiroteo mortal en la Sinagoga Tree of Life (Árbol de la Vida) en Pittsburgh el sábado 27 de octubre de 2018. (Departamento de Transporte de Pennsylvania a través de AP).

Bowers, quien tiene un historial de publicar en línea material antisemita, tendrá un abogado designado por el tribunal y fue remitido a custodia de agentes federales de Estados Unidos (U.S. marshalls).

Su próxima audiencia está programada para el jueves 1 de noviembre.

"Robert Bowers asesinó a 11 personas que estaban ejercitando sus creencias religiosas", dijo el fiscal estadounidense Scott Brady después de la comparecencia, agregando que un gran jurado escucharía los detalles del delito dentro de 30 días.

La masacre de la sinagoga ha intensificado el debate sobre la retórica que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, usa con sus críticos, quienes dicen ha fomentado el extremismo de derecha, acusación que la administración rechaza.

Pero un grupo de líderes judíos dijo a Trump de manera en una carta abierta que "no era bienvenido en Pittsburgh hasta que no denunciara totalmente el nacionalismo blanco".

A pesar de eso, Trump y su esposa, Melania, viajarán a Pensilvania el martes para "expresar el apoyo del pueblo estadounidense y compartir el luto con la comunidad de Pittsburgh", dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en una sesión informativa.

La comparecencia de Bowers estuvo marcada por una fuerte presencia de seguridad que incluía policías con perros y un equipo de francotiradores en la corte federal de Pittsburgh.

Usando una sudadera azul, pantalones de chándal grises, sandalias y calcetines blancos, con corte de cabello militar, Bowers se mantuvo Inexpresivo a lo largo de la corta audiencia.

Los cargos en su contra incluyen la violación a la ley civil de derechos humanos de Estados Unidos, en lo que los fiscales federales dicen que fue un crimen de odio.

Bowers solo habló durante la audiencia para dar su nombre, confirmar que entendió los cargos en su contra y decir que él carecía de los fondos para pagar a un abogado que lo representara.

Habló con voz tranquila y firmó con mano firme los papeles que le pasaron.

Solo al final de la audiencia cuando fue retirado de la sala del tribunal Bowers pareció inquieto, volviendo la cabeza, aparentemente confundido.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG