Enlaces para accesibilidad

Gamarra: "Trump se benefició de Wikileaks y hoy procesará a Assange"


Dr. Eduardo Gamarra, analista político

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, enfrentará cargos en Estados Unidos luego de casi 9 años del primer caso al que se le vincula y por el que los fiscales presentaron la solicitud de extradición.

Se trata de uno de los capítulos más largos de casos vinculados a la ciberseguridad y el hackeo de información y que termina ahora con la decisión del gobierno de Ecuador de retirarle a Assange el beneficio del asilo que le protegió por 7 años junto con la cancelación de su ciudadanía ecuatoriana y su posterior detención en Londres.

Para el Dr. Eduardo Gamarra, analista político y docente de Ciencias Políticas en la Universidad Internacional de la Florida, esta ha sido una de las tramas más complicadas de los últimos años y en entrevista con la Voz de América destaca sus implicaciones.

“Este caso incluye el gran activismo de parte de Julian Assange y Wikileaks en la campaña del 2016 y suma todos los documentos de las actividades norteamericanas de actividades consulares hasta actividades del Departamento de Defensa en todo el mundo, y obviamente el involucramiento de otras agencias de inteligencia particularmente de Rusia”, destaca el experto.

El Dr. Eduardo Gamarra dialoga sobre el caso de Julian Assange
please wait

No media source currently available

0:00 0:07:57 0:00

Gamarra analiza el escenario en el que se desenvolvió el caso de Assange en estos años y remarca uno de los aspectos más importantes que estuvo relacionado con las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

“Las contradicciones de este caso son enormes y quizás la gran paradoja de todo esto es que la persona que más se benefició de WikiLeaks en la elección del 2016 que inclusive lleva al famoso reporte del fiscal especial Robert Muller, que aún genera gran controversia en este país, es el propio presidente Donald Trump, que el mismo mencionó a Wikileaks varias veces, y ahora es este presidente el que se va a encargar de castigar bajo su administración a Julian Assange acá en Estados Unidos”, dice Gamarra.

A tiempo de destacar que dentro de este proceso hay muchos elementos de análisis, el politólogo Gamarra enfatiza en el mensaje contundente que ahora se envía con la petición de extradición de Assange.

“El mensaje es muy claro y creo que mucha gente ya en la Administración Obama lo mencionó es que primero: hay que redoblar esfuerzos para protegerse y, número 2: que cualquier persona que viole la seguridad va a ser procesada, va a tener consecuencias serias”, dice el analista.

Gamarra reconoce que este caso ocupó la atención durante la última década como una historia extraordinariamente interesante a través de un individuo que tuvo en jaque a muchísimos gobiernos comenzando por Ecuador y pasando por Estados Unidos.

“Ahora esto termina en esta situación algo lamentable. Un hombre ya envejecido que sale medio postrado y que enfrenta todavía, primero, los originales cargos de violación en Suecia y ahora la posibilidad de que se lo extradite a Estados Unidos por uno cargo pero que probablemente enfrente muchísimos más cuando esté acá”, enfatiza este profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Internacional de la Florida.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG