Enlaces para accesibilidad

Arzobispo de Atlanta acepta nombramiento a diócesis de Washington


El arzobispo de Atlanta, Wilton Gregory, en foto del 14 de junio de 2017. Gregory ha aceptado ser el nuevo arzobispo de Washington, D.C., será el primer líder negro de la iglesia católica romana en la capital estadounidense.

El arzobispo Wilton Gregory, de Atlanta, será el nuevo arzobispo de Washington, D.C., según reportan medios locales y la prensa católica (Catholic News Agency). Su nombramiento será anunciado el jueves 4 de abril, por la Santa Sede, informaron fuentes del Washington Post.

Gregory, de 71 años, es el único arzobispo negro viviente de Estados Unidos. Tradicionalmente el arzobispo de Washington es nombrado cardenal y de ello ocurrir, él sería el primer afro-estadounidense que ocupe esa posición y como elegible para votar por el próximo papa.

Gregory reemplazaría al cardenal Donald Wuerl, de 78 años, quien renunció en octubre tras un escándalo relacionado con el abuso sexual sacerdotal en la iglesia católica y el fracaso de los líderes locales de la iglesia para detenerlo.

El arzobispo al que Wuerl reemplazó, Theodore McCarrick, quien lideró la iglesia en la capital estadounidense de 2001 a 2006, también renunció en medio de acusaciones de que abusó de menores y adultos jóvenes, temprano en su carrera.

McCarrick fue retirado del sacerdocio en febrero pasado, el líder católico de mayor rango que sufre el castigo más severo por el abuso sexual de clérigos delatado en un informe de gran jurado de Pensilvania, donde sirvió antes de ser nombrado arzobispo de Washington, y presuntamente por encubrir a curas abusadores durante su tiempo en el obispado de Pittsburgh.

El nuevo arzobispo de Washington fue presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de EE.UU. de 2001 a 2004, y como tal ayudó a redactar una nueva directiva sobre la prevención de abuso sexual clerical.

Su tiempo en la diócesis de Atlanta (14 años como arzobispo) no estuvo exento de críticas, aunque se considera que ha hecho más que otros para poner fin al escándalo de abusos, la directiva que ayudó a redactar sobre la prevención del abuso sexual sacerdotal, según sus críticos, no mejoró la supervisión a los obispos que no reportan los abusos.

Su arquidiócesis de Atlanta recién hace poco publicó los nombres de 15 sacerdotes acusados de abuso sexuales de menores. Gregory dice que la lista cubre el periodo desde que Atlanta se convirtió en diócesis en 1956.

También en 2004, cuando estuvo en la diócesis de Illinois, Gregory fue acusado de desacato por negarse a cumplir una orden judicial para dar a conocer los records de salud mental de un sacerdote jubilado acusado de haber abusado de tres menores. Gregory había retirado al cura del sacerdocio nueve años antes; pero la diócesis luchó contra un caso civil presentado por una de las víctimas.

Observadores de la arquidiócesis de Washington dicen que el mayor reto del nuevo arzobispo de la ciudad será restaurar la confianza de los fieles y la credibilidad del público. La arquidiócesis tiene 655.000 fieles, 139 parroquias y misiones y 93 escuelas católicas que sirven a 26.000 estudiantes. La población católica que incluye pertenece al Distrito de Columbia y cinco condados de Maryland, y tiene una fuerte población de inmigrantes latinos.

La arquidiócesis de Washington incluye algunas de las instituciones más importantes de la iglesia católica en Estados Unidos, entre ellas la Conferencia de Obispos Católicos, la Universidad Católica de América, la Basílica de la Inmaculada Concepción, la mayor iglesia católica del país, y grandes organizaciones caritativas como Catholic Relief Services (con sede en Baltimore, Maryland) y Catholic Charities USA.

Los católicos conforman alrededor de una quinta parte de la población de la región metropolitana de Washington.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG