Enlaces para accesibilidad

Argentina detiene a dos hombres con armas con supuestos vínculos con Hezbolá antes de G-20


Miembros de una unidad antiexplosivos de la Policía Federal argentina inspecciona un dispositivo lanzado a la casa del juez federal Claudio Bonadío en Buenos Aires. Nov.14, 2018.

El Gobierno de Argentina informó el jueves que la policía detuvo a dos hombres supuestamente vinculados al grupo extremista islámico Hezbolá que ocultaban un arsenal en Buenos Aires, dos semanas antes de la llegada al país de los principales líderes del mundo para la cumbre del G-20.

Según un comunicado del Ministerio de Seguridad, la policía detuvo a dos hermanos argentinos de 23 y 25 años, que en una propiedad de Buenos Aires ocultaban rifles y pistolas, entre otras armas. Entre sus pertenencias se encontró documentación sobre viajes al exterior de los detenidos “junto con credenciales en idioma árabe y la imagen de una bandera del Hezbolá”.

La policía actuó tras recibir una denuncia de la entidad israelita-argentina DAIA, luego corroborada por los investigadores.

El miércoles dos intentos de ataque con artefactos explosivos caseros fueron registrados en la capital argentina, en momentos en que el mundo observa las medidas de seguridad del país de cara a la cumbre de líderes del G-20 que se realizará a fin de mes.

La noche del miércoles, se encontró un explosivo casero, que no llegó a detonar, en la vivienda del juez federal Claudio Bonadío, mientras que otro dispositivo explotó en un cementerio donde descansan los restos de un comisario asesinado por un anarquista en 1909.

“Son casos de violencia extrema que nosotros teníamos previstos en el marco de lo que sucede en este tipo de reuniones”, dijo la ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, en referencia a la Cumbre del G-20 que se llevará a cabo el 30 de noviembre y el 1 de diciembre en Buenos Aires.

“Son dos atentados que tienen absoluta conexidad”, agregó Bullrich en declaraciones a una radio local.

El artefacto explosivo dirigido a Bonadío, quien lleva adelante la causa judicial contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, fue detonado por la policía.

En cambio, la bomba casera en el cementerio explotó en las manos de la presunta atacante frente al mausoleo del comisario. La joven fue detenida y se encontraba hospitalizada. La policía arrestó a otras personas tras un allanamiento en relación con el hecho.

Según The Associated Press, 12 personas han sido detenidas en relación a las explosiones del miércoles.

Con información de Reuters

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG