Enlaces para accesibilidad

Agente fronterizo acusado de asesinato punible con ejecución


Decenas de familiares y amigos de cuatro mujeres que las autoridades dicen fueron asesinadas por un agente de la patrulla fronteriza, reunidas para una vigila en Laredo, Texas, el 18 de septiembre de 2018.

Un agente de la Patrulla Fronteriza que confesó haber matado a cuatro mujeres y dejado sus cadáveres en áreas rurales fue imputado de asesinato punible con la pena de muerte, dijo un fiscal el miércoles.

El jurado investigador decidió elevar el cargo contra Juan David Ortiz, dijo el fiscal del distrito Webb, Isidro Alaniz, en una conferencia de prensa. Alaniz dijo que los fiscales solicitarán la pena de muerte si se le declara culpable.

Juan David Ortiz, exagente de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. Foto provista por por la oficina del alguacil del Condado Webb, Texas.
Juan David Ortiz, exagente de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. Foto provista por por la oficina del alguacil del Condado Webb, Texas.

Ortiz, de 35 años, fue acusado inicialmente de cuatro cargos de asesinato, además de agresión agravada y privación ilegal de la libertad. Ha estado detenido en la cárcel del condado Webb con una fianza de 2,5 millones de dólares desde su arresto el 15 de septiembre en la ciudad fronteriza de Laredo.

El supervisor de la Patrulla Fronteriza y veterano de la Armada parecía estar llevando una típica vida suburbana con su esposa y sus dos hijos cuando ocurrieron los asesinatos: tras el primer homicidio, siguió yendo a trabajar como era usual. Eventualmente fue arrestado después que amenazó con una pistola a una mujer que consiguió escapar y pidió la ayuda de un policía estatal.

Las autoridades dicen que las víctimas eran prostitutas a las que Ortiz conocía y que fueron su blanco por su vulnerabilidad. Melissa Ramirez, de 29 años, fue asesinada el 3 de septiembre, y Claudine Luera, de 42, el 13 de septiembre.

El 14 de septiembre, recogió a otra mujer, Erika Peña, quien les dijo a los investigadores que Ortiz se comportó de forma extraña cuando ella mencionó el asesinato de Ramírez y más tarde le apuntó con una pistola en una estación de gasolina, de acuerdo con documentos en la corte. Peña dijo que Ortiz la agarró por la blusa cuando ella trataba de bajarse de su camioneta, pero se zafó y se echó a correr, hasta que se encontró con un policía estatal que estaba reabasteciendo su vehículo.

Ortiz huyó y, les dijo más tarde a los investigadores, recogió y mató a sus últimas dos víctimas: Guiselda Alicia Cantú, de 35 años, y Janelle Ortiz, una mujer transgénero de 28 años cuyo nombre al nacer fue Humberto Ortiz.

Con la ayuda de Peña, las autoridades consiguieron rastrear a Ortiz hasta el garaje de un hotel donde fue arrestado.

De acuerdo con las autoridades, Ortiz confesó los cuatro asesinatos.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG