Enlaces para accesibilidad

Agencias gubernamentales desconocían política de separación de familias


La directora en funciones de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno, Kathryn Laryn, la director de la Seguridad Nacional y Justicia, Rebecca Gambler, la asistente de la Inspectora General de HHS Ann Maxwell yEl Comandante del Cuerpo Comisionado del Se

Dos agencias gubernamentales implicadas en la separación de familias en la frontera sur de Estados Unidos no tuvieron tiempo para prepararse para manejar los efectos de la polémica medida.

De acuerdo con la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO por sus siglas en inglés), ni el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ni el Departamento de Salud Servicios Humanos (HHS) sabían que iba a implementarse la política de “tolerancia cero” antes de que el fiscal general Jeff Sessions la hiciera pública.

En una audiencia ante el subcomité de Supervisión e Investigaciones del Senado, la directora en funciones de la GAO dio a conocer los resultados de un estudio realizado por su agencia en el que se examinaron los esfuerzos por parte de DHS y HHS por identificar y reunificar a los niños migrantes que fueron separados de sus familias en la frontera.

El comandante Jonathan White, un funcionario de alto rango de HHS quien también habló el jueves ante el subcomité, afirmó que fue gracias al fallo de un juez federal en California que ordenó la reunificación de las familias que HHS pudo devolver “exitosamente” miles de niños a sus padres.

“Sin [las directrices] del fallo no podríamos haberlo hecho”, afirmó el comandante.

White, quien es el vicedirector del programa para menores de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR), afirmó también en la audiencia que no creía que la “separación de niños de sus padres” estuviera en el “mejor interés para el menor”.

“Ni yo ni nadie en ORR habríamos apoyado una política de este estilo” sentenció White ante el subcomité.

La audiencia viene después de que el inspector general de HHS publicara un informe en el que se afirma que el gobierno desconoce el número total de menores que fueron separados de sus familias por parte de agentes de inmigración.

Después del fallo del juez del distrito Dana Sabraw se identificaron el gobierno identificó a 2.737 niños que estaban bajo custodia de HHS. Este número fue el que comenzó a manejarse en la opinión pública para hablar de la política de separación de familias, la cual causó rechazó a nivel internacional, después de que circularan audios y fotos de niños en jaulas.

Sin embargo, afirma el informe de HHS, “miles de niños podrían haber sido separados durante un influjo [de migrantes] que comenzó en 2017, antes” del fallo judicial.

El subcomité del Senado en donde tuvo lugar la audiencia supervisa HHS; sin embargo, el secretario de HHS, Alex Azar, declinó una solicitud para testificar el jueves.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG