Enlaces para accesibilidad

Agencias de inteligencia compartirán 'información apropiada' para investigación ordenada por Trump


Director Nacional de Inteligencia, Dan Coats, en foto de archivo.

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos cooperarán con una nueva investigación del Departamento de Justicia sobre si los funcionarios se extralimitaron y vigilaron indebidamente la campaña presidencial del presidente de EE.UU., Donald Trump, en 2016.

En una declaración emitida el viernes por la noche, el Director de Inteligencia Nacional, Dan Coats, dijo que las agencias de inteligencia le proporcionarían al Fiscal General de los Estados Unidos, William Barr, "toda la información apropiada" para su investigación. Como parte de ese proceso, confío en que el fiscal general trabajará con la IC [comunidad de inteligencia] de acuerdo con los estándares establecidos desde hace mucho tiempo para proteger información clasificada altamente sensible que, de ser divulgada públicamente, pondría en riesgo nuestra seguridad nacional", añadió Coats.

La declaración del principal oficial de inteligencia del país siguió a una orden de Trump, emitida el jueves por la noche, en la que pedía a las agencias de inteligencia estadounidenses que "cooperen de manera rápida y completa" con la nueva investigación del Departamento de Justicia.

Fiscal general de EE.UU. William Barr. Foto de archivo.
Fiscal general de EE.UU. William Barr. Foto de archivo.

​La directiva también le dio a Barr lo que la Casa Blanca describió como "plena y completa autoridad para desclasificar la información relacionada con esta investigación".

"Queremos ser muy transparentes", dijo Trump a los reporteros en la Casa Blanca el viernes antes de partir para una visita de estado a Japón".

Todo lo que necesitan está desclasificado, y podrán ver cómo comenzó el engaño o la caza de brujas y por qué comenzó", agregó. "Fue un intento de golpe de estado o un intento de derrocamiento del presidente de Estados Unidos. Nunca debería suceder a nadie más".

La medida se produce cuando algunos legisladores demócratas han aumentado sus llamados para iniciar un proceso de juicio político contra Trump, un presidente republicano. También se produce cuando la Casa Blanca ha luchado con los legisladores demócratas por la investigación de dos años del abogado especial Robert Mueller sobre la interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

Ya, varios legisladores republicanos han elogiado la nueva investigación.

El representante de Carolina del Norte, Mark Meadows, calificó el movimiento de "sobresaliente" y tuiteó:

"La hipocresía de los demócratas es casi abrumadora. Citan nueva información inútil a diario, pero ahora luchan con uñas y dientes para ocultar la verdad a los estadounidenses sobre la actividad de FISA.Es obvio que solo quieren apuntar a Trump. Su deseo de "transparencia" es partidismo desnudo".

El representante republicano de Ohio, Jim Jordan, otro acérrimo aliado del presidente, también acusó a los legisladores demócratas de estar "enfocados en derrocar al presidente".

"Están tan desesperados por detener al presidente que no ayudarán al país", escribió, al final de una serie de tuits acusadores.

Pero los demócratas respondieron. El presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, de California tuiteó: "Mientras Trump impide que el público se entere de la verdad sobre su obstrucción a la justicia,Trump y Barr conspiran para usar el sistema de protección de la ley e información clasificada contra sus enemigos políticos.El encubrimiento ha entrado en una nueva y peligrosa fase.Esto es antiamericano".

​El vicepresidente de la Comisión de Inteligencia del Senado, el demócrata Mark Warner de Virginia, también expresó su preocupación.

"La gente arriesga sus vidas para recopilar el material de inteligencia que el presidente Trump y el fiscal general Barr están tan ansiosos por politizar", dijo Warner en un comunicado el viernes. "La desclasificación selectiva de las fuentes y los métodos para servir a una agenda política dificultarán que la comunidad de inteligencia haga su trabajo protegiendo a este país de aquellos que desean hacernos daño".

Exfuncionarios de inteligencia de los Estados Unidos también expresaron reservas sobre las acciones de Trump.

April Doss, exjefe de la ley de inteligencia en la Agencia de Seguridad Nacional, dijo en Twitter, que:

"Darle autoridad unilateral al Fiscal General para desclasificar inteligencia es una idea terrible. Se arriesga: poner en peligro las fuentes y los métodos actuales de inteligencia; haciendo más difícil para Estados Unidos recabar información de inteligencia en el futuro; politizando la inteligencia; y socavando la confianza pública en la Comunidad de Inteligencia".

Asha Rangappa, un exagente especial del FBI special, quien también comentó en CNN, tuiteó en una serie de mensajes:

"No se equivoquen: si Barr revela las identidades de las fuentes de la CIA y de la Comunidad de Inteligencia que proporcionan información sobre Rusia, está inhabilitando nuestras capacidades de inteligencia * para su ventaja *. Pone a las fuentes de inteligencia en peligro y paraliza la capacidad de la Comunidad de Inteligencia para reclutar nuevas fuentes" 1/.

Pero Trump ha señalado en repetidas ocasiones que el informe del fiscal especial, no encontró pruebas para respaldar los cargos penales en su contra, como prueba de que su campaña no coludió con Rusia para cambiar las elecciones de 2016 a su favor.

En cambio, el presidente dijo que el informe muestra que hubo una conspiración en su contra, diciendo a simpatizantes en un mitin en Pensilvania el lunes que exfuncionarios del gobierno espiaron su campaña presidencial y fueron culpables de traición, afirmación que sostuvo el jueves.

"Si te fijas en [el ex director del FBI, James] Comey; si miras al [exdirector adjunto del FBI, Andrew] McCabe; si miras probablemente a personas más arriba de ellos", dijo Trump cuando se le preguntó qué funcionarios cometieron traición, delito que es punible con la muerte.

"No pudieron ganar las elecciones, y eso es lo que sucedió", dijo. "Eso es traición".

Comey, el ex director del FBI que fue despedido por Trump, respondió el viernes en Twitter:

"Investigue lo que desee sobre 2016, pero no olvide que la gente del FBI debe investigar y detener los esfuerzos rusos en las elecciones de 2020. ¿Qué impacto tendrán la charla vacía sobre el "espionaje" y la vergonzosa charla sobre la "traición" en los agentes y analistas del FBI?".

Otro objetivo frecuente de la ira de Trump, el exdirector de la CIA John Brennan, un crítico abierto del mandatario, también habló en la plataforma de medios sociales el viernes pasado.

Destacando uno de los tuits del presidente, que muestra una caricatura de él, Comey y el exDirector de Inteligencia Nacional James Clapper, Brennan dijo que el comportamiento de Trump era "muy inmaduro":

"Jóvenes en todas partes: por favor, no imiten el comportamiento inmaduro del Sr. Trump. Encuentren a otros de honestidad, integridad y decencia como modelos a seguir. Y siempre traten de hacer lo que saben que es lo correcto, incluso cuando hacer lo correcto es impopular y difícil", escribió Brennan.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG