Enlaces para accesibilidad

Agencia federal pierde pista de 1.474 niños inmigrantes


Un niño indocumentado en un refugio temporal en la base naval del condado de Ventura, en Port Hueneme, California. Junio 12 de 2014.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés), perdió la pista de casi 1,500 niños migrantes que colocó con patrocinadores en Estados Unidos, dijo un funcionario de la agencia a un subcomité del Senado el jueves.

Los niños fueron entregados al cuidado del gobierno después de que se presentaron solos en la frontera suroeste. La mayoría de los niños son de Honduras, El Salvador y Guatemala, y huían de los cárteles de la droga, la violencia de pandillas y el abuso doméstico.

La agencia se enteró de que los 1,475 niños no pudieron ser encontrados después de realizar llamadas de seguimiento para verificar su seguridad, le dijeron al Comité.

La noticia ha generado preocupación de que los niños puedan caer en manos de traficantes de personas o ser utilizados como trabajadores por personas que se hacen pasar por familiares.

"Ustedes son los peores padres de crianza en el mundo. Ni siquiera saben dónde están", dijo la senadora demócrata Heidi Heitkamp de Dakota del Norte. "Estamos fallando. No creo que haya ninguna duda al respecto. Y cuando fallamos a los niños, eso me enoja ''.

Desde la dramática oleada de cruces fronterizos en 2013, el gobierno federal ha colocado a más de 180,000 menores no acompañados con padres u otros patrocinadores adultos que se espera cuiden a los niños y los ayuden a asistir a la escuela mientras buscan un estatus legal en un tribunal de inmigración.

Una investigación de AP en 2016 descubrió que más de dos docenas de esos niños habían sido enviados a hogares donde fueron agredidos sexualmente, privados de alimentos o obligados a trabajar por poco o ningún salario. Desde entonces, el Departamento de Salud y Servicios Humanos ha impulsado el alcance a niños en riesgo que se considera que necesitan protección adicional, y el año pasado ofreció servicios posteriores a la colocación a aproximadamente un tercio de menores no acompañados.

Pero los defensores dicen que es difícil saber cuántos menores pueden encontrarse en condiciones peligrosas, en parte porque algunos desaparecen antes de que los trabajadores sociales puedan seguirlos y nunca comparecer ante los tribunales.

El senador republicano Rob Portman entregó a HHS y al Departamento de Seguridad Nacional hasta el lunes para entregar un marco de tiempo para mejorar el monitoreo.

"Estos niños, independientemente de su estatus migratorio, merecen ser tratados adecuadamente, no abusados ni traficados", dijo Portman, quien preside el subcomité. "Todo esto se trata de rendición de cuentas".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG