Enlaces para accesibilidad

Pentágono: 2 soldados mueren en ataque en Afganistán

  • Voz de América - Redacción

Un helicóptero black hawk estadounidense sobrevuela el sitio de un ataque suicida del Talibán en Kandahar, Afghanistan. Agosto. 2, 2017.

Un atentado suicida con bomba contra un convoy de la OTAN cerca de Kandahar, en el sur de Afganistán, dejó dos militares estadounidenses muertos, dijo un portavoz del Pentágono.

El capitán de la Armada Jeff Davis confirmó las muertes. No hubo información sobre el número de soldados heridos.

Los talibanes rápidamente asumieron la responsabilidad del ataque, y un portavoz de los insurgentes dijo que el bombardeo habría matado a 15 soldados, pero los talibanes rutinariamente exageran sus cifras de víctimas.

En su reclamo de responsabilidad, los talibanes también dijeron que el ataque destruyó dos tanques blindados.

El portavoz de los insurgentes para el sur de Afganistán, Qari Yusuf Ahmadi, dijo que el ataque se realizó con una pequeña camioneta, llena de explosivos, y calificó al militante suicida como un “héroe”.

Una declaración del gobierno provincial indicó que el convoy llevaba soldados extranjeros al aeropuerto cuando un fue atacado por un coche bomba suicida en la ciudad de Kandahar.

Testigos y residentes reportaron que la poderosa explosión mató e hirió a varias personas.

La provincia de Kandahar fue el centro espiritual espiritual de los talibanes y la sede de su liderazgo durante los cinco años de gobierno de los talibanes, que terminó con la invasión estadounidense en 2001.

Los miembros del servicio formaban parte de una fuerza internacional denominada Comando de Tren, Asesoramiento y Asistencia al Sur, una referencia a su ubicación en el país.

El contingente combinado de tropas de Estados Unidos y la OTAN actualmente en Afganistán es de unos 13.500. El gobierno de Trump está decidiendo si enviar alrededor de 4.000 o más soldados estadounidenses a Afganistán en un intento por detener las ganancias de los talibanes.

El ataque se produjo cuando las autoridades afganas en la provincia de Herat occidental reforzaban la seguridad antes de un funeral para las víctimas de un ataque la noche anterior que mató a 32, dijo el portavoz del gobernador provincial Jilani Farhad.

Otros 66 fieles resultaron heridos el martes por la noche en el asalto suicida. Cuando los fieles comenzaron sus oraciones vespertinas un atacante suicida atacó a tiros a los guardias privados que protegían la mezquita antes de entrar en el interior y detonar sus explosivos.

El grupo Estado Islámico se atribuyó la responsabilidad del bombardeo de la mezquita diciendo que fue llevado a cabo por dos de sus combatientes.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG