Enlaces para accesibilidad

Acusan a Tillerson de violar ley contra reclutamiento de niños soldados


El secretario de Estado, Rex Tillerson, habría "revisado la información minuciosamente" antes de tomar una decisión sobre la ley de niños soldados, dijo su portavoz.

Un grupo de oficiales del Departamento de Estado de EE.UU. acusó oficialmente al secretario de Estado, Rex Tillerson, de violar una ley federal diseñada para frenar el reclutamiento e incorporación de niños en ejércitos extranjeros.

De acuerdo a unos documentos internos, a los que tuvo acceso la agencia Reuters, Tillerson violó la Ley de Prevención de Niños Soldados cuando decidió el pasado mes de junio excluir a Irak, Myanmar y Afganistán de la lista de países infractores de la ley. Esta decisión se tomó a sabiendas del Departamento de Estado de que los niños estaban siendo reclutados en esos países.

Mantener a estos países fuera de la lista anual hace más fácil proveerles de asistencia militar estadounidense. Irak y Afganistán son aliados cercanos en la lucha contra militantes del grupo conocido como Estado Islámico, mientras Myanmar es un aliado emergente para compensar la influencia de China en el sudeste asiático.

Documentos revisados por Reuters también muestran que la decisión de Tillerson no concordaba con una recomendación unánime de los jefes de las oficinas regionales del Departamento de Estado que supervisan las embajadas en Oriente Medio y Asia, el enviado de Estados Unidos en Afganistán y Pakistán, la oficina de derechos humanos del departamento y con la de sus propios abogados.

"Más allá de contravenir o desobedecer las leyes estadounidenses, esta decisión puede dañar la credibilidad de una amplia gama de informes y análisis del departamento de Estado y debilitar una de las principales herramientas diplomáticas del gobierno de Estados Unidos para disuadir a las fuerzas armadas gubernamentales y los grupos armados apoyados por el gobierno en el reclutamiento y uso de niños en combate y roles de apoyo alrededor del mundo”, se lee en el memorando con fecha 28 de julio.

Reuters informó en junio que Tillerson había hecho caso omiso de las recomendaciones internas sobre Irak, Myanmar y Afganistán. Los nuevos documentos revelan el nivel de oposición en el departamento de Estado, incluido el uso poco frecuente de lo que se conoce como el "canal de disenso", que permite a los funcionarios oponerse a las políticas sin temor a represalias.

Estos diversos puntos de vista ponen en evidencia las tensiones existentes entre los diplomáticos de carrera y el secretario Tillerson, quien sigue un enfoque de “EE.UU. primero” en la diplomacia.

La ley en mención fue aprobada en 2008 y establece que el gobierno de EE.UU. debe estar seguro de que ningún niño menor de 18 años sea reclutado u obligado a servir como niño soldado para que un país sea removido de la lista. Actualmente la lista incluye a República Democrática del Congo, Nigeria, Somalia, Sudán del Sur, Mali, Sudán, Siria y Yemén.

“El secretario revisó minuciosamente toda la información que se le presentó y tomó una determinación sobre si los hechos presentados justificaban una inclusión -en la lista- conforme a la ley", dijo un vocero del Departamento de Estado cuando se le preguntó sobre la alegación de los funcionarios de que Tillerson había violado la ley.

En una respuesta por escrito al memorando el primero de septiembre, el asesor de Tillerson, Brian Hook, reconoció que los tres países sí utilizaron niños soldados. Sin embargo, dijo que era necesario distinguir entre los gobiernos que "hacen poco o ningún esfuerzo para corregir las violaciones de sus niños soldados ... y los que están haciendo esfuerzos sinceros, si aún están incompletos".

Hook dejó claro que Tillerson interpretó la ley a su discresión.

Los ejércitos extranjeros en la lista están prohibidos de recibir ayuda, entrenamiento y armas de Washington a menos que la Casa Blanca emita un perdón basado en un “interés nacional” para EE.UU.

En 2016 bajo el gobierno de Barack Obama, Irak y Myanmar recibieron este perdón, así como también Nigeria y Somalia.

El gobierno de Obama fue criticado por emitir muchos perdones y excepciones, pero los funcionarios en contra de la decisión de Tillerson consideran que esta nueva orden va más allá y que si bien hubo progreso en estos tres países no ha sido suficiente para sacarlos de la lista.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG