Enlaces para accesibilidad

Preocupación generalizada por posible descertificación de acuerdo con Irán

  • Voz de América - Redacción

La comunidad política de Estados Unidos y de otros países, considera que la posible decisión de Trump de descertificar el acuerdo nuclear con Irán, traería consecuencias negativas para la región y para el mundo.

Se espera que el presidente de Estados Unidos Donald Trump anuncie este jueves la descertificación sobre el cumplimiento de Irán al acuerdo nuclear firmado en 2015, dándole al Congreso 60 días para decidir si es necesario volver a imponer sanciones de Estados Unidos a Teherán.

"El presidente ha tomado una decisión sobre una estrategia global respecto a Irán y quiere asegurarse que tenemos una política amplia para tratar con este tema, no sólo una parte", dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders.

La noticia de que el presidente Trump descertificaría el acuerdo provocó preocupación, tanto en Estados Unidos como en el extranjero. La primera ministra británica, Theresa May, llamó a Trump el martes para instarle a reconsiderar su decisión, calificando el acuerdo como "vital para la seguridad regional". Por su parte, el secretario de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, pidió a su contraparte, el secretario de Estado, Rex Tillerson, que explicara la importancia de "hacer del mundo un lugar más seguro".

En una reunión de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes este miércoles, el demócrata Elliott Engel (NY) dijo que en principio, se había opuesto al acuerdo, conocido como el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), cuando fue aceptado por la administración Obama, sin embargo precisó que esta vez se opone a retroceder.

"A menos que veamos pruebas sólidas de que Irán está engañando, Estados Unidos tiene que cumplir con su palabra", enfatizó Engel.

Entre tanto el presidente del Comité, Ed Royce, republicano por California, dijo que Estados Unidos debe trabajar con los aliados para mejorar el acuerdo, incluyendo asegurar que los inspectores internacionales tengan mejor acceso a posibles sitios nucleares iraníes.

"Creo que el fallido acuerdo nuclear del presidente Obama fue una apuesta. Una apuesta de que Irán elegiría para convertirse en un actor responsable: un país centrado en la prosperidad para su pueblo y la seguridad a lo largo de sus fronteras ", dijo Royce al comité.

"Desafortunadamente, y previsiblemente, el régimen de Teherán todavía se considera un movimiento que utiliza la ideología y la violencia para desestabilizar a sus vecinos, y para amenazar a otros, principalmente Estados Unidos e Israel", dijo.

El Proyecto Irán, dirigido por varios ex diplomáticos estadounidenses que respaldan el acuerdo, emitió un comunicado en el que afirman que la decisión de no volver a certificar el pacto, "tendría graves consecuencias políticas y de seguridad a largo plazo para los Estados Unidos, incluida otra guerra regional". La declaración precisa que "ningún objetivo de seguridad nacional estadounidense se cumpliría con la terminación del acuerdo nuclear mientras Irán permanezca en el cumplimiento y no desarrolle un arma nuclear.

Trump alertó de su decisión el mes pasado en un discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York. "El acuerdo con Irán fue una de las decisiones más negativas y unilaterales que los Estados Unidos pudo haber hecho", precisó.

Sin embargo, una decisión de descertificación no anularía el acuerdo que Irán alcanzó con los Estados Unidos y otras potencias mundiales para suspender su programa nuclear a cambio del levantamiento de las sanciones económicas relacionadas con la energía nuclear. Tampoco significa automáticamente que las sanciones anteriores vuelvan a entrar en vigor. Pero muchos expertos piensan que podría poner en marcha un proceso que podría hacer retornar las sanciones, situación que finalmente llevaría a deshacer el acuerdo.

Varios expertos y ex funcionarios han advertido que la credibilidad de EE.UU. y la confiabilidad también están en juego.

En un artículo publicado por The New York Times, la ex Subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Wendy Sherman, dijo que las repercusiones de cualquier decisión sobre descertificar el cumplimiento de Irán con el acuerdo sería "desastrosa".

"La credibilidad de Washington se verá dañada la próxima vez que deseemos que los países acuerden algo, como condenar el comportamiento malicioso de Irán en el Medio Oriente o apretar los tornillos a Corea del Norte".

El jefe de la agencia nuclear de Irán, Ali Salehi, advirtió este martes a Washington que no termine el acuerdo, argumentando que pondría en crisis la situación global.

En una conferencia internacional en Roma sobre la mejora de la seguridad nuclear, Salehi dijo que Irán no quiere que el acuerdo se desmorone, señalando que "mucho más está en juego para toda la comunidad internacional y no sólo los intereses nacionales de Irán".

Entre tanto Joshua Rovner, profesor asociado de la Escuela de Servicio Internacional de la Universidad Americana, dijo que una terminación del acuerdo con Irán tendría consecuencias negativas para los Estados Unidos.

"Existe el peligro de perder información muy valiosa sobre las actividades de Irán", dijo Rovner a La Voz de América.

"Lo que más me gustó del acuerdo fue permitir que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) fuera mucho más intrusivo en el monitoreo de Irán, y la comunidad de inteligencia tuvo la oportunidad de mirar otras cosas y empezar a mapear redes de personas que estaban moviendo material fisible o materiales usados para fabricar un arma nuclear", enfatizó Rovner.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG