Fotos

  • Un incendio siguió al paso del tornado en Moore, Oklahoma en Tower Plaza, el lunes 20 de mayo.
  • John Warner evalúa los daños y ayuda a los sobrevivientes en el complejo de viviendas móviles Steelman Estate destruido por el tornado cerca de Shawnee, Oklahoma.
  • Un residente mira los estragos del tornado en su propiedad.
  • Después del paso del tornado se inició un incendio en el complejo de viviendas móviles afectado.
  • La policía de Moore busca entre los escombros de la escuela elemental Plaza Towers que fue azotada por el tornado y murieron decenas de personas, entre ellas 20 niños.
  • Un niño es rescatado entre los escombros de la escuela destruida por el paso del tornado en Oklahoma con vientos de hasta 320 kph.

  • Un hombre trata de abandonar el área afectada junto a una niña.
  • La policía retiraba  los escombros de la escuela hasta con la mano con la esperanza de encontrar más niños sobrevivientes.
  • Un hombre y sus dos niños abandonan su vivienda que quedó destruida tras el paso del tornado.
  • Decenas de autos fueron literalmente volteados por los fuertes vientos del tornado que pasó por una zona rural de Oklahoma, el lunes por la tarde.
  • Decenas de personas fueron trasladadas a hospitales de la zona para su recuperación. Mientras rescatistas continuaban con la búsqueda de más víctimas.
  • Después del paso del tornado en Oklahoma muchas personas regresaron a sus viviendas en búsqueda de pertenencias, pero fueron testigos del desolador panorama.
  • Abby Madi, izquierda y Peterson Zatterlee acarician a la mascota de  Zaterlee, un perrito de nombre Rippy después del tornado que sacudió Moore en Oklahoma.
  • Muchos tractores quedaron tirados y atravesados en la interestatal 40 luego del paso del tornado.
  • Una niña es rescatada con vida después que colapsara la escuela elemental Plaza Towers por el paso del tornado.

Masivo tornado golpea a Oklahoma

Publicado 21.05.2013

Un tornado con vientos de hasta 320 kph azotó una zona a las afueras de la ciudad en Oklahoma. A su paso dejó muerte y destrucción. Dos escuelas elementales en el suburbio de Moore colapsaron dejando por lo menos 20 niños fallecidos y decenas de personas atrapadas.