América Latina

    Centroamérica renueva espíritu pacifista

    Tres países que comparten el Golfo de Fonseca reiteran su intención de que la zona no sea de disputa, sino de paz.

    Los presidentes Porfirio Lobo, Daniel Ortega y Mauricio Funes, se comprometieron a mantener las aguas del Golfo de Fonseca como zona de paz.
    Los presidentes Porfirio Lobo, Daniel Ortega y Mauricio Funes, se comprometieron a mantener las aguas del Golfo de Fonseca como zona de paz.
    Mabel Reyes - San Salvador, El Salvador
    Los presidentes  de Honduras, El Salvador y Nicaragua, reiteraron su compromiso de declarar zona de paz el área común del Golfo de  Fonseca, en una reunión en la capital nicaragüense.

    A la breve reunión de 4 horas comparecieron los  presidentes de Honduras, Porfirio Lobo; de El Salvador, Mauricio Funes; y el anfitrión, Daniel Ortega, de Nicaragua.

    El grupo trinacional integrado por los cancilleres de los tres países que comparten las  aguas del Golfo de Fonseca, en el Océano Pacifico, es el reflejo de un compromiso por descartar  el uso de la fuerza militar para resolver los viejos conflictos en esa zona.

    El presidente Mauricio Funes, dijo que la declaración es  “una renovación del espíritu pacifista”  que  ya está incluido en la declaración  que  Honduras, El Salvador y Nicaragua hicieron en 2007, para dejar claro  que  “el golfo no es  una zona de disputa”.

    Siendo una  zona de riqueza de  recursos marítimos, los países centroamericanos que  comparten  el Golfo de Fonseca, se proponen no solo garantizar la seguridad, sino también la explotación  estratégica  del mismo para aprovechar el desarrollo económico y la protección del medio ambiente.
    Este foro fue cerrado
    Comentarios
         
    No hay comentarios en este foro. Sea el primero y agregue uno

    Comparta información noticiosa

    Su JavaScript está desconetado o tiene una versión antigua del Flash Player de Adobe.
    Estreno de cine: ¡Salve César!i
    X
    05.02.2016
    ¡Salve Caesar! cuenta un día en la vida de Eddie Mannix (Josh Brolin), un productor de Hollywood que trabaja para Capital Pictures en los años 1950 que tiene que lidiar con la desaparición de su estrella, Baird Whitlock (George Clooney).

    Zones selected for this widget are all disabled.